Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Bélgica crea el primer chocolate ecológico

A unos 80 kilómetros de Bruselas, en la pequeña localidad de Ghislenghien, se encuentra la primera fábrica de chocolate ecológico que utiliza técnicas de fabricación de eficiencia ecológica, respetuosas con el medio ambiente y el comercio justo.

Chocolate ecológicoEl maestro chocolatero y dueño de esta fábrica se llama Tierrhy Noesen. Economista e ingeniero de formación, Noesen compró una pequeña fábrica tradicional hace seis años para convertirla en su sueño y crear un producto orgánico, ecológico y basado en el comercio justo. Un sueño que ha hecho realidad.

La fábrica, que cuenta con la certificación de producción ecológica de la Unión Europea (EMAS), produce bombones  "verdes" con sabor a pistacho, denominación de origen y cultivo orgánico de Sicilia. El secreto de sus recetas reside en el origen de su materia prima: las almendras provienen de Murcia, el coco de Sri Lanka, las avellanas de Turquía y el caramelo se hace con azúcar de caña de Paraguay. Y lo más importante, el cacao proviene del cultivo orgánico de República Dominicana, Ecuador y Perú.

Una fábrica eficiente

La fábrica tiene instaladas 384 unidades fotovoltaicas y ha desarrollado un sistema propio de calefacción y refrigeración en circuito cerrado que le permite autoabastecerse del 75% de la energía que necesita. Todas estas medidas permiten reducir el consumo de energía en las instalaciones en 81.060KW/h al año.

En este paraíso para golosos están prohibidos los químicos y los pesticidas, se comprueba la calidad del agua dos veces al año y cuentan con un sistema propio de recolección de residuos con siete depósitos diferentes, uno de ellos orgánico, que se destina a la fabricación externa de biogás. La paquetería está elaborada con cartón reciclado y, en verano, la fábrica cuenta con al menos dos ovejas que se encargan de mantener controladas las zonas verdes.

Esta fábrica de chocolate controla hasta el más mínimo detalle de sus emisiones al medio ambiente (al aire, al agua y a la tierra) y, gracias a su esfuerzo y a sus sistemas combinados de eficiencia energética, han conseguido reducir desde 2008 su huella de carbono en 6.000 teq al año. Un ejemplo de cómo hacer las cosas bien, a la vez que se produce una de las delicias más sabrosas del planeta: el chocolate.

Fuentes: Twenergy / EFE / natura-medioambiental.com / Flickr

¿Qué te ha parecido el artículo «Bélgica crea el primer chocolate ecológico»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

4 Comentarios

A unos 80 kilómetros de Bruselas, en la pequeña localidad de Ghislenghien, se encuentra la primera fábrica de chocolate ecológico que utiliza técnicas de fabricación de eficiencia ecológica, respetuosas con el medio ambiente y el comercio justo.

Big

Buena idea, a ver si copia la competencia jijiji
Big original dibujo

ummmm que rico, seguro que sabe mejor
Big

Es una noticia muy buena! Pero hay que ir hasta Bélgica. Yo lo compro aquí en España.

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 45.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2014