Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Bono social: ahorrar en la factura de la luz

Con la entrada en vigor de la Tarifa de Último Recurso (TUR) el 1 de julio de 2009 se creó el bono social, destinado a favorecer a determinados  colectivos considerados vulnerables  y cuya principal ventaja es la congelación de la factura de la luz. El bono social es un descuento sobre la Tarifa de Último Recurso (TUR), fijada por el Gobierno, que supone una congelación de la tarifa vigente en el momento de la puesta en marcha de la TUR.

Requisitos para solicitar el  bono social

El  bono social es una forma de reducir la factura de la luz para aquellos ciudadanos que cumplen una serie de requisitos:

- Ser consumidor acogido a la TUR, ya que  no tienen derecho al bono social aquellos que estén en el mercado liberalizado.

- Ser persona física.

- El punto de suministro deberá corresponderse con el de la vivienda habitual.

¿Quién puede solicitar el bono social?

Son cuatro los colectivos que podrán beneficiarse del bono social .

- Consumidores con potencia contratada menor a 3KW: clientes con una potencia contratada en su vivienda habitual inferior a 3 KW, en este caso la comercializadora de último recurso comenzó a aplicar el bono social de forma automática desde el 1 de julio de 2009.

- Pensionistas: consumidores mayores de 60 años que perciban una pensión mínima del sistema de la Seguridad Social.

•   Por jubilación.

•  Por incapacidad permanente.

•  Por viudedad.

•  Pensiones no contributivas.

•  Familias numerosas.

•  Desempleados: familias con todos sus miembros en edad de trabajar en situación de desempleo.

¿Cómo solicitar el bono social?

Para solicitar el bono social se realiza la misma por escrito a la comercializadora de último recurso por correo ordinario, correo electrónico o fax, también es posible entregar dicha solicitud personalmente en las oficinas de la distribuidora. 

Duración / penalización

El organismo encargado de supervisar la correcta aplicación del bono social es la Comisión Nacional de Energía (CNE). El bono social se disfruta por un periodo de dos años. Para poder volver a beneficiarse de él es necesario  acreditar  de nuevo que se siguen cumpliendo  los requisitos. Además, el consumidor tiene la obligación de informar a su comercializadora de último recurso, en el caso de que deje de  cumplir con los requisitos para percibir el bono social.

Si se incumplen los requisitos para la aplicación del bono social se refacturará el suministro desde la fecha en que se produzca el incumplimiento de la TUR, suponiendo un recargo del 10% en la factura inmediatamente posterior a la detección de la infracción.                                                                                                                                                                                                       

La situación actual del mercado de electricidad, en el que los precios están en continuo ascenso,  hace que las eléctricas tengan que costear el sobrecoste de la energía para estos consumidores.

¿Consideras que el gobierno debe promover más iniciativas que ayuden a los consumidores más vulnerables?

Fuentes: TwenergyMITyC / CNE / BOE / Flickr

¿Qué te ha parecido el artículo «Bono social: ahorrar en la factura de la luz»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

1 Comentario

Con la entrada en vigor de la Tarifa de Último Recurso (TUR) el 1 de julio de 2009 se creó el bono social, destinado a favorecer a determinados  colectivos considerados vulnerables  y cuya principal ventaja es la congelación de la factura de la luz. El bono social es un descuento sobre la Tarifa de Último Recurso (TUR), fijada por el Gobierno, que supone una congelación de la tarifa vigente en el momento de la puesta en marcha de la TUR.

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 45.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2014