Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Aprende a cocinar a baja temperatura con el lavavajillas

¿Y si te dijera que podemos cocinar con nuestro lavavajillas? Parece una broma, pero es una de las últimas tendencias gastronómicas y cada vez tiene más seguidores. Aprovéchate del calor que genera este electrodoméstico para cocinar y, de paso, ahorra energía.

Las reglas de la cocina van ampliándose día a día y se crean nuevas técnicas como la cocina con lavavajillas. Es un método muy sencillo, ecológico y que nos permite experimentar nuevas recetas de una manera original.

¿Qué beneficios tiene?

El principal beneficio es el ahorro energético ya que, gracias a esta técnica, nos olvidamos de usar nuestro horno o “vitro”. Además, al reducir nuestro consumo energético, conseguimos ahorros económicos en nuestras facturas de la luz y del gas.

Asimismo, no nos olvidemos de los beneficios medioambientales. Cocinar con nuestro lavavajillas es una técnica ecológica, que nos ayuda a ahorrar agua y que casi no tiene huella de carbono.

Otro beneficio muy apreciado por los adeptos a esta técnica, es la calidad de los platos. La cocción lenta a baja temperatura potencia al máximo los sabores y olores de los alimentos.

¿Qué debemos tener en cuenta?

Para cocinar con nuestro lavavajillas tenemos que respetar una serie de pautas si no queremos llevarnos un mal sabor de boca e incluso llegar a intoxicarnos con los químicos de lavado.

 

 

En primer lugar, necesitaremos comprar unos recipientes apropiados. Éstos deben ser aptos para la cocción y herméticos, para que los alimentos no entren en contacto con el agua del lavavajillas. Lo ideal serían tarros de cristal o bolsas de envasado al vacío, lo que puede limitar el tamaño de las comidas.

Otro punto importante es la limpieza e higiene. Se utilizan bajas temperaturas, que varían entre los 50ºC y los 75ºC, por lo que existe la posibilidad de que las bacterias de la comida sobrevivan. Por ello, es imprescindible que todos los utensilios estén muy limpios y que los ingredientes sean de buena calidad y estén bien lavados.

Por último, es aconsejable una buena organización. La clave de esta técnica es planificar la hora a la que queremos comer en base al tiempo de lavado. Si dejamos los alimentos dentro del lavavajillas mucho tiempo pueden estropearse.

 

 

Existe una gran variedad de recetas en internet para todo tipo de alimentos: carnes, pescados, verduras, pastas, legumbres e incluso postres. Además, las recetas pueden dividirse según los programas de lavado (rápido, eco, intensivo, etc.) que utilizan diferentes temperaturas y tiempos.

Por ejemplo, en el libro de Lisa Casali “Cocinar con el lavavajillas” podemos encontrar recetas como cigalas con crema de pimientos verdes, cuscús con almejas y garbanzos o melón al caramelo y pimienta. ¡Todo depende de las ganas y el tiempo que tengamos!

Ya sabes, si tienes un lavavajillas en casa puedes experimentar este tipo de cocina original y respetuosa con el medio ambiente.

¿Te animas?

Fuentes: Elaboración propia / Cocinar con el lavavajillas

  • Lavavajillas
  • Tarro-alimentos
  • Receta

¿Qué te ha parecido el artículo «Aprende a cocinar a baja temperatura con el lavavajillas»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2017