Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Aprende a construir una ducha solar para tu jardín

Penélope López

Cuando usas una ducha al aire libre es habitual que los primeros segundos disfrutes de agua caliente del primer tramo de la tubería, pero esa sensación dura muy poco. Te ayudamos a crear una ducha en tu jardín donde puedas disfrutar de agua caliente sin necesidad de emplear electricidad.

Las duchas solares disponen de dos elementos indispensables:

- Depósito de agua caliente: gracias a este acumulador, el agua puede mantenerse caliente. El agua caliente estará disponible durante más o menos tiempo dependiendo de la capacidad de este depósito. Lo normal es que sean de 15 a 40 litros, pero se pueden encontrar depósitos mayores.

- Sistema de captación: otro elemento muy importante para poder calentar el agua de una manera sostenible, es el sistema de captación. Existen diferentes modelos de duchas solares según los tipos de captadores solares. Uno de los sistemas que más éxito está teniendo es el que presenta la ducha solar suiza Solar-Fizz, que se puede instalar de manera muy rápida en cualquier toma de agua. Esta, además, es capaz de eliminar las bacterias que causan la neumonía por las altas temperaturas que pueden alcanzar (hasta 70ºC).

Las duchas solares permiten ahorros de agua y electricidad. Un metro lineal de tubo captador produce cerca de 40 kWh de energía en una temporada.

Crea tu propia ducha solar

De una manera fácil y económica puedes disponer de tu propia ducha solar en tu jardín, solo tienes que seguir los siguientes pasos:

1. El depósito de nuestra ducha será un tubo de PVC. Incorpora tapas en los dos extremos del tubo.

2. Pinta el exterior del conducto con un esmalte de color negro.

3. Haz los orificios de entrada y salida del agua en el tubo.

4. Fabrica un poste que va servir de soporte para la ducha.

5. Instala un mezclador en el poste.

6. Une el poste al tubo de plástico.

7. Haz las conexiones de fontanería derivando la acometida del agua fría en dos salidas, una para el agua fría y otra para el agua caliente y conéctalas con el mezclador.

8. Sujeta el depósito de PVC al poste.

9. Instala la ducha en el lugar deseado con la ayuda de una piqueta de hierro galvanizado.

10. Conecta la ducha a la toma de agua y comprueba que funciona.

De esta manera tan sencilla y barata puedes disfrutar de una ducha de agua caliente en tu jardín sin emplear electricidad ni otros combustibles para calentarla.

Fuentes: Elaboración propia /Bricomanía / Flickr

¿Qué te ha parecido el artículo «Aprende a construir una ducha solar para tu jardín»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

3 Comentarios
Big original captura de pantalla 2013 11 04 a la s 12.08.03

¡No se me había ocurrido! Qué chulo!
Big

Es genial, voy a tener que aprender bricolaje para hacer las ideas tan buenas que proponéis :)
Big escudo farmacia

Me parece fenómeno. Agua caliente sin usar calentador convencional y en la mejor zona, en el jardín, para que puedan chapotear y ducharse calentitos.

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018