Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Autobús + bicicleta, la fórmula del transporte más sostenible

Almudena Martín

El transporte público es una de las mejores alternativas para movernos por la ciudad sin necesidad de coger el coche. Y si además lo combinamos con la bicicleta, nuestro impacto sobre el medio ambiente se reduce drásticamente. ¿Pero cómo combinar las dos ruedas con el autobús cuando no hay espacio donde meter la bici? La respuesta es sencilla: con un sistema de anclaje en el frontal del autobús.

Es precisamente esta idea la que propuso el joven malagueño José María Ortega en el certamen 'Think Big Jóvenes' de la Fundación Telefónica. Este estudiante de Ingeniería Aeroespacial de la Universidad Politécnica de Madrid está convencido de que el sistema híbrido de transporte que une la bicicleta con el autobús es la mejor alternativa para moverse por la ciudad. Y razones no le faltan.

La posibilidad de anclar la bicicleta en el frontal del autobús presenta muchas ventajas para los ciudadanos y para el medio ambiente: la reducción de las emisiones contaminantes, el menor uso del vehículo privado y la potenciación del transporte público son algunas de ellas. Ciudades como Washington o Toronto -donde el 100% de los autobuses llevan anclajes para bicis- son la prueba de ello. Fue durante su estancia en Canadá y Estados Unidos cuando José María se dio cuenta de que este sencillo invento podría aumentar la calidad de vida en las ciudades españolas.

Madrid experimenta, Bilbao lo pone en marcha y Melilla estudia la idea

De modo experimental, la línea 32 de autobuses de Madrid que comunica con la Casa de Campo lleva un portabicis en la parte trasera. Aunque la idea no es mala, para José María es aun más ventajoso instalar el sistema en la parte delantera por varias razones: la bicicleta puede ser controlada en todo momento y el conductor tiene a la vista los movimientos de los ciclistas cuando colocan las bicis. Además se gana tiempo, porque no hay que esperar que el ciclista recorra todo el autobús para montarse. Otro dato: colocar la bicicleta supone el mismo tiempo que lo que tarda un pasajero en pagar el billete.

A pesar de que la idea no ha calado en Málaga, como era el deseo de José María, otras ciudades españolas como Bilbao o Melilla han dado un paso adelante. La más decidida ha sido Bilbao: el Ayuntamiento pondrá a rodar a finales de 2014 siete nuevos autobuses con los portabicis instalados de fábrica. En ellos podrán anclarse entre dos y tres bicicletas. En total, el Consistorio de transportes invertirá 1,5 millones de euros en esta iniciativa. Por otro lado, la línea municipal de autobuses de la ciudad de Melilla (COA) está en contacto con el equipo de José María para estudiar la idea y decidir si dan el paso definitivo hacia el transporte híbrido más sostenible.

¿Qué te ha parecido el artículo «Autobús + bicicleta, la fórmula del transporte más sostenible»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

1 Comentario
Big

Es una idea buena, pero no se hasta que punto la gente que usa la bici va también a usar el autobus en sus rutas. Pero todo es probarlo :)

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018