Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

“BLAC Bricks”, ladrillos para una construcción sostenible

Álvaro Martínez

La fabricación del ladrillo supone un importante consumo de recursos naturales, por lo que mejorar las técnicas de elaboración puede disminuir significativamente su impacto ambiental. En este sentido, investigadores estadounidenses han logrado crear un ladrillo a través de los residuos que genera la industria papelera.

Los ladrillos en el mundo

Desde hace siglos hemos utilizado el ladrillo como base para la construcción de viviendas u otro tipo de infraestructuras. Esta pieza de construcción tiene como origen la antigua Mesopotamia (año 7.500 a.C.) y ha ido cambiando de materiales y formas a lo largo de toda nuestra historia.

Actualmente, para la fabricación de ladrillos a gran escala y de forma masiva, se necesitan una gran cantidad de recursos naturales además un considerable consumo de energía. Así mismo, con el incremento de la población mundial, la industria aumenta y se genera una mayor suma de residuos industriales.

Estos problemas ocurren en todos los países, si bien, en la India se ven intensificados por su alto volumen de población y su precariedad a la hora de fabricarlos.

Los ladrillos en la India

En lugares como en la India, el impacto ambiental de la fabricación del ladrillo es muy elevado, ya que su producción se basa en tecnologías de muy baja eficiencia por lo que el consumo energético y de recursos naturales es muy intensivo.

Así, esta industria en India consume unos 25 millones de toneladas de carbón cada año, lo que supone una gran cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a la atmosfera.

Por todo ello, los investigadores TATA Center decidieron desarrollar su proyecto Eco-BLAC Briks en este país.

 

 

¿Qué es el proyecto Eco-BLAC Bricks?

Este proyecto busca fabricar ladrillos de la forma más sostenible posible, con el objetivo de reducir el consumo de energía y de recursos naturales al mismo tiempo que se reutilizan residuos de otros procesos para evitar su abandono en vertederos.

Así, los ladrillos Eco-BLAC son fabricados a partir de ceniza proveniente de calderas de industrias de sector papelero (70%), arcilla (20%), extracto de lima (10%) e hidróxido de sodio. De esta forma, la materia prima necesaria para generar estos ladrillos es la ceniza que de otro modo acabaría en un vertedero provocando, posiblemente, un impacto ambiental.

Por otro lado, estos ladrillos se endurecen a temperatura ambiente por lo que no necesitan cocción. Esto supone una reducción de consumo de recursos energéticos, lo que conlleva a emitir menos gases contaminantes.

 

 

¿Qué te parecen este tipo de proyectos? ¿Conoces algún otro material sostenible? ¿Crees que podría tener una aplicación a gran escala?

Fuentes: Elaboración propia / TATA Center

  • Ladrillos-construcción
  • Ladrillos-vaca-India
  • Brick

¿Qué te ha parecido el artículo «“BLAC Bricks”, ladrillos para una construcción sostenible»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018