Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Briquetas y pellets, ¿por cuál me inclino?

En los últimos años se ha popularizado el uso de los pellets y las briquetas como biocombustibles a partir de biomasa y, de hecho, tienden a confundirse aun cuando se distinguen entre sí. Así pues, conviene diferenciar los múltiples tipos de biocombustibles sólidos forestales, entre los que se encuentran los que son producto de la transformación física de la biomasa arbórea, como las leñas, astillas, pellets y briquetas; y los que, además, también son transformados químicamente, como el carbón vegetal.

PelletsSi nos fijamos en los primeros, tanto los pellets como las briquetas se diferencian de leñas y astillas por su alta densidad (más de 1.000 kg/m3), si bien las briquetas son más grandes, superando los 3,5 centímetros de diámetro. Su forma acostumbra a ser cilíndrica, aunque algunos fabricantes emplean formas octogonales o rectangulares, son 100% ecológicas y naturales.

¿Cómo se producen las briquetas? Como hemos visto en otras ocasiones al referirnos a los pellets, este biocombustible viene de la compactación de biomasa, fundamentalmente astillas. Su ventaja frente al carbón salta a la vista: más barato, menos contaminante –no contiene azufre- y un menor contenido en cenizas (<1%), entre otras.

Llegados a este punto y dada su similitud, ¿cuándo deberíamos inclinarnos por las briquetas en vez de los pellets? Fundamentalmente para el uso doméstico en chimeneas, estufas, salamandras, hornos y calderas individuales y también en actividades industriales (2 kg de briquetas sustituyen a 1 litro de gasoil). Los pellets, por su parte, debido a su fácil manipulación han terminado por ser una alternativa óptima a las calderas de carbón mineral de las comunidades de vecinos.

Una de las ventajas de las briquetas frente a las astillas o la leña radica en su poder calorífico pues a su mayor densidad se une también su nivel de humedad, que es  muy inferior, pudiendo alcanzar las 4.700 Kcal/kg. Estos valores pueden variar, claro está, en función del material con que se ha fabricado el biocombustible. Asimismo, la combustión de las briquetas es tranquila y constante (arden más despacio que la madera –incluso, que los pellets-), por lo que permanecerán más tiempo en el hogar. Ello es debido a su densidad y al menor contenido de aire en su interior.

¿Ya se utilizan? El uso de las briquetas y pellets se está generalizando en toda Europa como una alternativa a los combustibles fósiles, dados sus precios estables y más bajos que los combustibles líquidos. En España hay algunos fabricantes como Grupo Ider, Briher y Gondasa. Por otro lado destacar que en otras regiones, como África, con la ayuda de las Naciones Unidas, se está produciendo un desarrollo rural importante gracias a la creciente utilización de las briquetas, fundamentalmente para cocinar.

Fuente: Flickr

¿Qué te ha parecido el artículo «Briquetas y pellets, ¿por cuál me inclino?»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

8 Comentarios
Big

Pues yo a las dos cosas les llama pellets, tenía la distinción de los pellets grandes y los pellets pequeños jajajaja
Big original logo160x160

El uso de las briquetas es similar al de la leña tradicional, por lo que pueden utilizarse en cualquier sitio donde se utilice leña, como por ejemplo en estufas, chimeneas, salamandras, hornos, calderas o actividades industriales.
Big original captura de pantalla 2013 11 04 a la s 12.08.03

Kungan

Nunca te acostarás sin saber una cosa más jajajaja :)
Big sue o

DavidTW

Totalmente jajaja
Big original captura de pantalla 2013 11 04 a la s 12.08.03

leinada

Jajajajaja son pequeñas cosas pero super interesantes.
Big sue o

DavidTW

bueno, sean pequeñas o grandes cosas...mientras sean interesantes...!! :P
Big ciguenuela sol

Por cualquiera de los dos

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018