Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Comer menos carne ayuda al medio ambiente

Almudena Martín

Dejar de comer carne un día a la semana equivale a quitar un coche en circulación durante un mes en términos de contaminación. Y es que la ganadería, junto a los sectores del transporte y la energía, es uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero de todo el planeta.

Comerte un filete de ternera contamina mucho más que si te comieras un plato de lentejas. Los datos lo demuestran: para producir un kilo de carne se emiten 27 kilos de CO2 equivalente, se consumen más de 15.000 litros de agua y necesitan 6.000 m2 de tierra. La producción de un kilo de lentejas apenas emite un kilo de CO2, 5.000 litros de agua y 2.500 m2 de tierra.

En términos más generales, la actividad ganadera genera un 18% más de CO2 que el sector del transporte, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Las vacas generan grandes cantidades de gas metano y dióxido de carbono por sus procesos digestivos. Además, su cuidado y alimentación requieren grandes cantidades de agua y espacio, lo que acarrea otro problema: la deforestación por la transformación de bosques en pastos. La FAO asegura que “el 70 por ciento de los bosques que han desaparecido en el Amazonas se han dedicado a pastizales”.

Y no sólo eso. La FAO añade que la actividad ganadera es uno de los sectores más perjudiciales para los escasos recursos hídricos del planeta. La ganadería contamina el agua con los desechos animales, los antibióticos, las hormonas, los fertilizantes y los pesticidas utilizados para los cultivos destinados al cuidado del ganado.

Si viviéramos en un mundo vegano, se reducirían mucho las emisiones de CO2. Según la American Journal of Clinical Nutrition, las dietas vegetarianas en Estados Unidos podrían reducir las emisiones de gases invernadero en un 22% y ahorrar 1.000 litros de agua al día por persona. Con todo, y a pesar de ser un tema muy polémico, dejar de comer carne de forma definitiva no sería una solución realista: además de sus consecuencias para la salud, millones de personas -la mayoría bajo el umbral de la pobreza- viven de la ganadería.

 

Fuentes: El País | FAO | American Journal of Clinical Nutrition

¿Qué te ha parecido el artículo «Comer menos carne ayuda al medio ambiente»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

2 Comentarios
Big original corazon verdee

Dejé de comer carne prácticamente, no es imposible reemplazarla. En cuanto a la arista social del asunto, si volvemos al cultivo de alimentos sin paquetes tecnológicos podemos aumentar la cantidad de personas ocupadas en esas cadenas de producción. Además de que se producirían alimentos más saludables y contaminaríamos mucho menos.
Big original 1017158345

Habría que distinguir también entre la actividad ganadera intensiva y la extensiva. La actividad ganadera ayuda a mantener el medio ambiente, los pastos y paisajes de nuestros países. Si la actividad es extensiva se beneficia la fauna autóctona

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018