Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

¿Cómo deben ser las casas autosuficientes?

Álvaro Martínez

En la actualidad, cada vez más viviendas se construyen para que sean lo más autosuficientes posible, lo que significa que además de generar su propia energía, también se busca que tengan la menos demanda energética posible por lo que se hace indispensable su unión con la arquitectura bioclimática.

¿Qué es una casa autosuficiente?

Una casa autosuficiente es aquella que consume la mínima energía posible y es capaz de generar su propia energía sin depender de los combustibles fósiles, es decir, a través de energías renovables. Además, este tipo de casas pueden ser capaces de abastecerse de agua mediante la extracción en pozos cercanos o mediante la recogida de aguas pluviales.

De manera conjunta, este tipo de casas tiene que ser diseñadas mediante arquitectura sostenible o bioclimática. Este tipo de arquitectura tiene en cuenta las condiciones del clima y aprovecha los recursos naturales disponibles para reducir el impacto ambiental de su construcción y uso posterior.

Aunque no es indispensable que una casa autosuficiente sea a la vez bioclimática, es un buen complemento ya que ayuda a reducir la demanda de energía de nuestro hogar.

¿Cuáles son los principios básicos de una casa bioclimática?

Dentro del concepto de casa bioclimática podemos encontrar un diferentes directrices o requisitos para poder considerarla de este tipo. Este ámbito de la arquitectura es muy diverso, ya que cada zona tiene sus propias particularidades y por lo tanto sus principios específicos. A continuación, se describen los más importantes:

  1. Orientación de la vivienda: la orientación es clave para el diseño de nuestra vivienda. Aunque a veces viene limitada por el planeamiento urbanístico, es importante para diseñar los elementos que componen nuestro hogar como, por ejemplo, las ventanas o los paneles solares.
    • Por ejemplo, en el norte de España lo mejor sería poner la cocina mirando hacia el Este, ya que es donde pasamos la mayor parte de la mañana, y las habitaciones o el salón al Oeste, para aprovechar los últimos rayos del sol.
  2. Aislamiento térmico: tener un buen aislamiento en casa en muy importante porque nos ayuda a reducir el consumo energético. Al tener los muros, cubiertas y suelo con un aislamiento adecuado, la transferencia de calor o frío entre el exterior y el interior disminuyen y se aprovecha mejor la energía.
  3. Depósito agua de lluvia: contar con un depósito para recoger agua de lluvia es una sencilla manera de reducir la demanda de agua potable en nuestra vivienda. Además, al reciclar esta agua, hay un ahorro económico en la factura.
  4. Dispositivos electrónicos: equipar una vivienda con tecnología energéticamente eficiente mejora la gestión de la energía en ella y reduce el gasto económico asociado. Por ejemplo: luces con regulación natural, cabezales termostáticos, baterías de almacenamiento, etc.
  5. Vegetación: los tejados verdes o jardines verticales son un tipo de aislamiento para la vivienda y, por lo tanto, ayuda a disminuir la transferencia de calor o frío entre el exterior y el interior. Además, el arbolado crea una protección contra el viento.

Sin duda, las casas autosuficientes y bioclimáticas pronto serán el tipo de casa por defecto, ya que la sociedad va a tener que ajustarse a modelos de vida más sostenibles.

¿Te gustaría vivir en una casa autosuficiente? ¿Reformarías tu casa actual en una más sostenible?

FuentesCertificados energético 

¿Qué te ha parecido el artículo «¿Cómo deben ser las casas autosuficientes?»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018