Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

¿Cómo funcionan las bicicletas eléctricas?

Montar en bici sólo tiene ventajas: es económico, te mantiene en forma y no contamina el medio ambiente. Con todo, todavía hay gente a la que le da pereza subirse al sillín. ¿La solución? La bicicleta eléctrica. Su pequeño motor proporciona el empujón definitivo para pedalear en la ciudad sin apenas esfuerzo. Otra razón: es el medio de transporte más rápido para distancias de puerta a puerta que no superen los 9 kilómetros.

bicicletas electricas funcionamientoUna bicicleta eléctrica es básicamente una bicicleta convencional a la que se le añade un motor eléctrico y una batería. El motor se instala en el eje de la rueda trasera para impulsar la bicicleta. Se trata de un motor muy sencillo cuya potencia oscila entre los 180 y 250 vatios. La función del motor es hacer más suave y fácil el pedaleo del ciclista, sobre todo en calles con pendiente o cuando sopla el viento en contra. Y para cargar las baterías, sólo hay que extraerlas y conectarlas a un enchufe convencional, como si cargáramos un teléfono móvil.

En el mercado encontramos marcas como Yamimoto, la primera firma española en bicicletas eléctricas. Su oferta es espectacular: fabrican vehículos muy ligeros, fiables, cómodos y funcionales para pedalear por la ciudad, perfectas para hacer frente a esas cuestas empinadas o con problemas de circulación que tanto temen los ciclistas. Con una gran variedad de modelos y siempre en constante evolución, las bicicletas de Yamimoto alcanzan los 25 kilómetros por hora con una potencia de 250 vatios.

Con baterías de litio que proporcionan autonomías de 50 a 70 kilómetros de distancia, son bicicletas pensadas para un uso diario, tanto para ir a dar un paseo por la ciudad como para ir a trabajar pedaleando. Entre sus modelos, destacan la bici  Advance y la plegable City Evolution, dos verdaderas joyas sostenibles sobre ruedas.

No hay que olvidar que las bicicletas eléctricas suponen un importante ahorro económico como medio de transporte. Su consumo es muy inferior a cualquier otro vehículo que utilice un motor de combustión. Cargar la batería de una bicicleta eléctrica cuesta menos de 1 euro, mucho menos que llenar el depósito de gasolina.

Un par de datos más: la bicicleta eléctrica permite ahorrar 5.600 euros al año frente al coche, o 1.300 en comparación con una motocicleta. Según Yamimoto, el coste medio de mantenimiento de una bici eléctrica circulando 300 kilómetros es de 33 euros al mes. Además de ser la forma más rápida y sostenible de movernos por la ciudad, la bici eléctrica nos ayuda a ahorrar muchos euros.

Fuentes: Flickr | Yamimoto

¿Qué te ha parecido el artículo «¿Cómo funcionan las bicicletas eléctricas?»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018