Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

¿Cómo influyen Internet y los Data Center en el consumo energético?

Es cierto que a lo largo de estos años hemos sufrido una revolución tecnológica que ha causado que todos hayamos cambiado la forma en la que nos comportamos, las costumbres en el trabajo, la forma en la que nos comunicamos e incluso en la que interactuamos entre nosotros. Esto ha sido gracias a la tecnología y al gran desarrollo de la gestión de la información que durante esta última década ha provocado que todos estemos “conectados”.

data center consumo electricoEsta conexión ha sido buena, que digo buena, muy muy buena pero hay aspectos que todavía no hemos llegado a explorar las consecuencias de todo ello, y es que, además de multiplicarse exponencialmente el uso energético que hacemos por la cantidad de dispositivos con los que actualmente contamos por persona, además la gestión y acceso a la información hacen que se hayan multiplicado tanto las unidades de Data Centers como su tamaño, convirtiéndose estos grandes centros de proceso de datos en los principales consumidores de la revolución tecnológica que estamos viviendo, sin que los usuarios seamos conscientes de ello, o del coste energético que supone disponer de la accesibilidad actual a un dato o a una web.

Según el estudio de Jonathan G. Koomey de 2011, el incremento energético mundial en data centers desde el 2005 al 2010 ha sido de un 56%, y habiendo ya duplicado el consumo de energía entre los años 2000 y 2010, correspondiendo al consumo equivalente entre el 1,1% y el 1,5% del total de energía consumida.

Principalmente Google, como uno de los grandes proveedores de datos a nivel mundial, es uno de los principales consumidores de energía eléctrica, atribuyéndole solo a Google el consumo del 1% del sector en 2010.

Ubicación de los principales centros de datos de Google

Centros de datos Google

A tenor de lo que estamos viendo que ocurría ya en el año 2010, durante estos años este ritmo se ha ido acrecentando, y previsiblemente será todavía mayor según el crecimiento del almacenamiento y gestión de datos relativos al Internet de las Cosas, que prevee un total de 26 billones de dispositivos conectados en 2020 según la consultora tecnológica Gartner, frente a los 7,3 billones de teléfonos y tablets que se preveen en la misma fecha, lo que quiere decir que el consumo energético en la gestión de los datos será algo a tener en cuenta en base a los crecimientos que ya se han producido y los que vienen por delante.

Pues bien, ante esta situación y teniendo en cuenta que para las empresas como Google el consumo de energía supone algo importante, a nivel de los data center se ha desarrollado el índice PUE que mide la relación existente entre la energía consumida en un data center para que éste pueda funcionar, frente a la energía consumida por los servidores que almacenan y proporcionan los datos, es decir si, el índice PUE es 2, significa que por cada unidad de energía que se consume para entregar un dato, se consume otra unidad para que eso sea posible.

Actualmente Google está manejando un índice PUE de 1,12, lo que significa que casi toda la energía que se consume en un centro de datos es usada para la gestión y cálculo del dato.

Para que esto sea posible, hay que tener en cuenta varios escenarios para minimizar el sobre coste energético externo a la gestión del dato que podemos resumir en los siguientes aspectos a seguir en un data center:

Ubicación: Como los data center son grandes generadores de calor, hace falta una gran cantidad de energía para que funcionen a una temperatura correcta, lo que hace que ubicar estos edificios en zonas donde los sistemas de climatización y frio usados tengan una alta eficiencia se convierte en un escenario clave, así como usar sistemas de refrigeración del tipo free-cooling que dispongan de la tecnología y eficiencia más avanzada.

El uso de energías renovables, tanto solar fotovoltaica como la energía eólica permite igualmente el disponer de energía eléctrica a bajo coste, además de reducir notablemente la  contaminación y el CO emitido.

Uso de Internet en el mundo

uso de internet en el mundo

Sin embargo, el uso de aplicaciones en cloud ha permitido no sólo el rápido desarrollo de estos data centers y su gestión energética, sino que ha conllevado a ahorros energéticos derivados del cambio de tecnología dispersa en local (Servidores locales) a las tecnologías eficientes centralizadas (data center), por ejemplo Google ha cuantificado en un ahorro de 80 veces menos el usar Gmail frente a los servidores locales de correo electrónico.

Es vital que las empresas a las que les adquirimos servicios en la nube (Google, Amazon, Microsoft, Telefonica…) adopten este tipo de medidas y comiencen a publicar la información relativa a la gestión energética que realizan, pues durante los próximos años serán los grandes consumidores de energía que además deberán ser socialmente responsables y poder prestarnos servicios que gestionen lo mejor posible los recursos energéticos.

¿Qué te ha parecido el artículo «¿Cómo influyen Internet y los Data Center en el consumo energético?»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

8 Comentarios
Big

existe otro mundo paralelo detrás de Internet.
Big original captura de pantalla 2013 11 04 a la s 12.08.03

ClimAhorro

Sí! Todos los días aprendemos algo nuevo!
Big sue o

DavidTW

Cada día es una lección :D
Big sue o

adelac75

Ni yo, la verdad...
Big original captura de pantalla 2013 11 04 a la s 12.08.03

¡Qué bueno! ¡Súper buena noticia e interesante artículo!

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018