Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Economía circular: hacer más con menos

Penélope López

La generación de residuos no solo afecta al medio ambiente, sino que es un grave problema económico derivado de la pérdida de los recursos y de la energía utilizada en su producción. Reduciendo la generación de residuos mediante la economía circular, conseguiremos aprovechar al máximo las materias primas, reduciendo la demanda de recursos.

Gestión de los residuos

La gestión de los residuos ha mejorado desde la aplicación en 2008 de la Directiva Marco de Residuos (DMR). España cumple, además, los objetivos de reciclado y valoración de los residuos que marca la directiva relativa a los envases y residuos de envases (Directiva 94/62/CE), superando en muchos casos, los valores medios europeos.

La generación de residuos por hogar en España, se ha reducido un 33% desde los casi 2.000 kg de basura generada al año en el año 2000, a los 1.342 kg en 2011. Así mismo, la tasa de recogida selectiva ha aumentado un 89% desde el año 2000.

En los últimos años, las políticas de gestión de residuos están más enfocadas a estimular el crecimiento económico, optimizando el uso de los recursos cada vez más escasos. Un buen ejemplo de ello es la “Hoja de Ruta hacia una Europa Eficiente en el Uso de los Recursos”, publicada en 2011. En estas nuevas estrategias, los residuos pasan a entenderse como recursos.

Economía circular

Como ya hemos comentado, la gestión de los residuos ha mejorado mucho en los últimos años. El impacto de la generación de residuos ya no es tanto hacia el medio ambiente, sino más hacia la economía del aprovechamiento de los recursos y de la energía. Se busca el aprovechamiento máximo de las materias primas, coincidiendo también con el objetivo de la economía circular. La economía lineal (extracción, fabricación, utilización y eliminación) que había funcionado hasta ahora, conlleva el agotamiento de los recursos naturales y los combustibles fósiles. Por ello, es necesario cambiar el modelo, buscando la eficiencia en el uso de los recursos.

De hecho, “una Europa que utilice eficazmente sus recursos” es la iniciativa principal de la Estrategia “Europa 2020”.

El principio básico de la economía circular es cerrar el ciclo de vida de los productos, servicios, residuos, materiales, agua y energía. Con el desarrollo de la economía circular, además de ayudar a reducir el uso de los recursos y la generación de residuos, se consigue limitar el consumo de energía y reducir la huella de carbono de los productos.

Para hacer un mejor aprovechamiento de los recursos, ya no solo es suficiente la gestión de las “3Rs” (Reducir, Reciclar, Reutilizar), sino que han aumentado mucho las reparaciones de los productos, especialmente con motivo de la crisis. Han surgido también, las prácticas de “consumo colaborativo”, mediante las cuales se intercambian bienes y servicios, a través de plataformas digitales. Todo ello con objeto de alargar el ciclo de vida de los productos, de forma que se consiga mejorar la economía circular y reducir la utilización de materias primas vírgenes.

Nunca el reciclaje había sido tan importante. ¡Cierra el ciclo de tus productos!

Fuente: Elaboración propia/ EFE Verde / MAGRAMA / Economía Circular

Imagen: ©Vasily Merkushev/DollarPhotoClub

¿Qué te ha parecido el artículo «Economía circular: hacer más con menos»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018