Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

El agua, ¿un recurso inagotable?

El agua forma parte de nuestro día a día como un hecho más de la cotidianidad con la que vamos a trabajar, comemos, o respiramos…nos hemos acostumbrado a abrir el grifo y que el agua salga a la temperatura adecuada en cada momento. Esto no es gratuito, una vez más tiene coste, y no sólo el energético, ni tan tampoco el que pagamos, sino también el de un recurso natural escaso.

Normalmente, cuando hablamos de costes, todas nuestras mentes activan el modo Excell o calculadora, lo que quiere decir que se ponen a funcionar en modo monetario, y a razonar, eso sí, de una forma totalmente racional, analítica y lógica, la mejor forma de que nos cueste menos, esto es, que la combinación de todos los elementos que forman parte de esta ecuación o suma sea menor de la cuantía que ahora representa el sumatorio total, y eso, sólo se puede hacer de una forma, disminuyendo los costes de los sumandos, es decir, que todo o uno de los sumandos sea menor.

La racionalidad, el hecho que diferencia al hombre del resto de seres vivos, a día de hoy funciona en automático, es decir, no se plantea la base del coste, sino que sólo funciona sobre la base del precio, lo que quiere decir que además del precio que nos cuesta tener agua, hay un precio que no tiene coste, el agua como recurso finito!, y para ésto no vale la Mastercard, aunque lo diga el anuncio de la televisión! .

La reflexión del coste sobre muchos de los hábitos que nos rodean no es lógica, sino económica, porque si fuera lógica no lo haríamos las personas.

Del agua, como de San Benito, sólo nos acodamos cuando nos falta; este año, gracias al lluvioso invierno que hemos tenido en España, probablemente no tengamos restricciones de agua durante el verano, lo que no quiere decir que podamos despistarnos, pues el agua sigue siendo un recurso escaso que de vez en cuando nos da sustos porque no es suficiente, o bien, no lo valoramos lo suficiente porque la malgastamos conscientemente.

Algunas de las fórmulas, una vez vista la situación de desembalse que ha tenido que hacerse por la seguridad de las infraestructuras, que puede plantearse es:

- ¿porqué no almacenamos el agua desembalsada en otros embalses con menos saturación?

- ¿porqué no hacemos un uso común racional de un bien escaso y de todos?

Este planteamiento de duda responde a que todos los litros desembalsados durante estos meses no se podrán aprovechar para ocasiones futuras, sino que directamente se han desaprovechado, pareciendo por tanto que se trata de un recurso inagotable, pues no veo a nadie abrir las compuertas para tirar oro por doquier, y el agua, señores, es el oro de los seres vivos, pues sin oro los seres vivos podemos vivir, pero sin  agua….¡sin agua no duramos dos telediarios!

Otra duda que se plantea acerca de la eficiencia es, ¿somos eficientes en el uso del agua?, porque hay normas y situaciones que parece que no fomenten el uso eficiente de tal recurso. Es el caso de las concesiones de agua, cuyas tarifas, fijadas por los ayuntamientos o las diputaciones, tienen un canon de disponibilidad del servicio (como el resto de servicios), y otro de consumo (como el resto de los servicios), excepto si no fuera por el caso que algunas concesionarias ese consumo mínimo no es real, es decir, hay un mínimo que te van a cobrar, consumas o no consumas los metros cúbicos mínimos que el servicio supone. Esto, además de suponer un coste no disfrutado para el usuario en aquellos casos en donde el consumo no llega al volumen mínimo, sino que además es un promotor de conductas de uso indiscriminado del agua hasta llegar al volumen que te cobran. ¿Son estas tarifas, forma alguna de incentivar el uso razonable de un recurso natural escaso como el agua?; alguien se ha planteado que la forma en la que se cobran los servicios, suponen el fomento de conductas poco recomendables para usos racionales?

Señores, deben revisarse los conceptos a través de los cuales las concesiones cobran los servicios a los usuarios, y primar por ello el uso responsable del servicio, garantizando así el disponer de un recurso natural que no podemos obtener ni garantizar de otra forma que haciendo un uso lógico en cada momento del mismo.

Algo tan básico que no se tiene en cuenta en este momento, y pasa por los legisladores y la forma de disponer el servicio a los usuarios.

Fuentes: Twenergy / Flickr

¿Qué te ha parecido el artículo «El agua, ¿un recurso inagotable?»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018