Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

En el museo del Trompo de Tijuana se aprende jugando

Inaugurado desde el 2008, El Trompo, Museo Interactivo Tijuana es una institución sin ánimo de lucro cuyo principal motor es educar jugando e interactuando en sus diferentes exposiciones y salas sobre ciencia, tecnología, energías limpias y ahorro energético.

El museo está dedicado a dar a conocer la ciencia y la tecnología a los niños de la ciudad fronteriza de Tijuana, México (frontera con USA) y el mundo.

A través de diversos experimentos que se pueden encontrar en este museo, los niños aprenden a incorporar los conceptos de la energía y el ahorro en su vida diaria y a comprender el mundo en el que viven, ofreciendo un espacio que fomenta su desarrollo y promueve el aprendizaje integral.

El museo, con más de 100 juegos interactivos en sus 5 salas (denominadas Educa, Explica, Experimenta, Integra y Genera), también cuenta con una sala de cine en 3D y un espacio para eventos especiales (eventos benéficos, conferencias, conciertos…) con capacidad para siete mil personas, denominado audiorama.

Entre los juegos interactivos temáticos destaca la sala tecnológica denominada Integra, en la que los guías enseñan a los niños cómo la ciencia se convierte en tecnología cuando se aplica al medio. Los juegos interactivos de esta sala giran en torno a temáticas como el ahorro energético y las energías renovables. Así encontramos juegos interactivos como “Gira la energía” (energía eólica) y “Emprende el vuelo”, sobre el funcionamiento de celdas solares para generar energía renovable, entre otros.

Dentro del museo los niños son atendidos en todo momento por un grupo de guías educativos preparados que, con una actitud entusiasta, explican y muestran cada uno de los juegos del museo.

El Trompo, en coordinación con el FIDE (Gobierno de México), abre las puertas de un taller de ahorro energético diariamente a miles de niños. En él, un especialista da a conocer las principales acciones para la eficiencia energética, por ejemplo, la utilidad mundial que supone el cambio de horario. También ofrece consejos y trucos (por ejemplo, reutilización de las bolsas de plástico…) con el objetivo de que los niños pongan en práctica lo aprendido sobre ahorro energético.

Además de los juegos interactivos y talleres fomentando el ahorro energético y el uso de energías limpias, en el museo se realizan tareas de reciclaje tanto de agua como de todo tipo de desechos.

El Trompo, Museo Interactivo Tijuana es un gran ejemplo de compromiso con el ahorro energético, realizando una gran labor educativa y de servicio a la comunidad nacional e internacional.

¿Qué te ha parecido el artículo «En el museo del Trompo de Tijuana se aprende jugando»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018