Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

En busca del ladrillo más ecológico

Ladrillos fabricados de residuos de papel, cenizas de carbón, restos de plásticos o incluso cáscaras de cacahuetes y lana de oveja. Así son los ladrillos ecológicos. Su uso reduce el gasto en energía y materias primas que requieren los ladrillos convencionales, ayudando así a construir casas más respetuosas con el medio ambiente.

Las últimas investigaciones nos llevan a la Universidad de Jaén, donde un grupo de investigadores ha creado un material cerámico para la construcción a partir de residuos de celulosa de la industria papelera y lodos de la depuración de aguas residuales. Para conseguir este nuevo material, los desechos se mezclan con arcilla para la construcción y se exponen a un proceso de presión y extrusión mecánica. A esta mezcla, se añaden residuos orgánicos para reducir el tiempo de cocción, lo que supone un importante ahorro de combustible.

Sus ventajas: son ligeros y de baja conductividad térmica, ofreciendo así una buena capacidad aislante. El reto de estos andaluces es aumentar la resistencia de este material e incorporar nuevos elementos como desechos de la industria cervecera, del aceite de oliva o del biodiesel.

Estos investigadores no son los únicos que se estudian la fórmula para encontrar el ladrillo más respetuoso con el medio ambiente. El ingeniero Henry Liu preside la empresa Freight Pipeline cuyos ladrillos ‘Fly-Ash Brick’ están fabricados a partir de cenizas de centrales térmicas de carbón. Su gran ventaja es que sólo necesitan una temperatura de cocción de 60ºC  los convencionales requieren hornos que alcancen unos 900ºC).

Por otra parte, el proyecto Sandplast, financiado por el programa Eureka de la Unión Europea, reúne a varias empresas y centros tecnológicos de España, Letonia y Lituania para producir hormigón ‘polimérico’ a partir de residuos plásticos como botellas o envases de yogur. Estos ladrillos tienen la misma apariencia que los de cemento pero con la ventaja de que absorben menos agua y resisten muy bien los cambios bruscos de temperatura.

Además del plástico, en Argentina, el Centro Experimental de la Vivienda Económica utiliza cáscaras de cacahuete mezcladas con cemento para fabricar ladrillos; mientras que la Universidad de Sevilla y la de Strathclyde en Glasgow experimentan con la fabricación de ladrillos a partir del excedente de lana de oveja. Proyectos que ayudan a nuestro Planeta y prometen tener mucho futuro.

Fuentes: Twenergy / ecogaia.com / imagen via alibaba.com

¿Qué te ha parecido el artículo «En busca del ladrillo más ecológico»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

2 Comentarios
Big original 1049349437

¿Y aíslan bien los edificios?
Big

Esto está bien, mientras no se construye nada, investigar para mejorar ls construcciones del futuro :)

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018