Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Energía solar, térmica y eólica a bordo de drones

Carolina Gonzalez Miranda

Imagina una central eléctrica aérea a gran altura, con aviones no tripulados (conocidos popularmente como 'drones') que recogen energía de diferentes fuentes y la transmiten de forma inalámbrica a estaciones receptoras en tierra. Suena futurista o a película de ciencia ficción, pero podría ser real: la empresa británica New Wave Energy lo ha presentado ya como un proyecto de crowdfunding en la plataforma Kickstarter. A través de esta página donde particulares financian colectivamente proyectos que les resultan interesantes, New Wave Energy espera recaudar 500.000 dólares

Energia solar a bordo de dronesLa idea es la siguiente: una red de drones recogería desde el cielo energía solar, térmica y eólica. Esta red estaría en constante movimiento, desplazándose junto con la luz solar. Los aviones no tripulados operarían a gran altura, donde los vientos son más estables y no habría riesgo de colisión con otras aeronaves, ni de alterar el ecosistema. Hablamos de tecnología situada a unos 15.000 metros de altura (los aviones comerciales vuelan a una altura aproximada de entre 10.000 y 12.000 metros). La compañía aspira a hacer uso del espacio aéreo despoblado sobre el Atlántico, el Índico o el Pacífico.

Cada dron tendrá cuatro rotores, varios aerogeneradores y una placa para generar energía solar que debe servirle para autoabastecerse y generar otro extra de energía de 50 kW, que se transmitirá de forma inalámbrica a la tierra. En la base terrestre se recibirán ondas electromagnéticas y éstas se convertirán en energía utilizable. Para desarrollar esta transmisión inalámbrica, New Wave Energy trabaja con la estadounidense Texas A & M University y las universidades británicas de Leeds y Cranfield.

La empresa británica pretende desarrollar primero un prototipo, que serviría tanto para demostrar la viabilidad del proyecto como para emplearlo en casos de necesidad, como pueden ser desastres naturales. Según los cálculos de New Wave Energy, una planta de energía aérea tendría alrededor de dos veces el tamaño de un parque eólico en alta mar; contendría miles de drones y podría producir alrededor de 400 MW de potencia al año, lo que sería suficiente para abastecer a 205.000 hogares

Otras ventajas

Los drones son diseñados con tecnología puntera y se calcula que algunos modelos pueden permanecer en el aire durante cinco años. Por ello, los creadores de este proyecto defienden su uso y señalan que se pueden obtener también otros beneficios, como unir pequeñas centrales eléctricas aéreas entre sí de manera inalámbrica para entregar grandes cantidades de energía de forma más fiable, o como la construcción de parques solares en las regiones más desérticas del mundo.

Una planta de energía aérea también facilita el envío de energía a lugares remotos o ayuda de inmediato en caso de emergencia o desastre natural. Mientras más pequeño sea el avión, más ligero y más rápido resultará para llegar a su destino.

Otra ventaja que añaden los promotores del proyecto es el requerir poco o ningún espacio terrestre, así como que su instalación es factible en cualquier lugar aéreo.

Fuentes: FlickrGizmag.comNew Wave Energy UK

¿Qué te ha parecido el artículo «Energía solar, térmica y eólica a bordo de drones »?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018