Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

España, tercer país de la UE con más empresas de economía circular

Álvaro Martínez

¿Y si te dijera que los residuos pueden ser también recursos? En una sociedad donde los productos van sustituyéndose cada vez más rápido, existen alternativas para alargar más su vida útil y aprovecharlos incluso una vez hayan sido llevados al vertedero. Este es el caso de la economía circular.

 

¿Qué es la economía circular?

La economía circular es un concepto económico que está relacionado estrechamente con el de la sostenibilidad. El objetivo es mantener el valor económico de los productos, materiales y recursos el mayor tiempo posible y reducir al máximo la generación de residuos.

 Principios de la economía circular

Este concepto se basa en diversos principios tales como, el reciclaje, la reutilización, la reparación, la valorización o el uso de energías renovables. Asimismo, todos los aspectos de la economía circular se interrelacionan en un mismo sistema y dan prioridad al contexto local, es decir, a las relaciones más próximas entre los actores que intervienen.

La economía circular está relacionada, a su vez, con la filosofía “De la cuna a la cuna” (“cradle to cradle” en inglés) que tiene en cuenta el diseño y la concepción de cualquier producto en todas las fases de su ciclo de vida de manera que el balance de gastos y aporte de materias primas y energía sea positivo.

¿En qué modelo nos encontramos?

El sistema económico actual se basa en un modelo de producción que busca potenciar el consumo a corto plazo. Sin embargo, la economía circular propone un nuevo modelo que sustituye la cultura de producir, usar y tirar por una de retorno y renovación donde los recursos materiales se utilicen eficientemente y los productos generados no acaben en un vertedero.

Se trata, por tanto, de un sistema basado en el modelo cíclico de la naturaleza mediante el cual, los materiales se utilizan para crear un producto que será incorporado de nuevo al proceso productivo. En definitiva, la economía circular es un modelo de aprovechamiento de los recursos naturales cuyo objetivo es la reducción de la producción y la reutilización de materiales.

Funcionamiento de la economía circular

El funcionamiento de la economía circular se puede resumir de la siguiente manera:

1.     La Tierra cuenta con unos recursos limitados, imprescindibles para la generación de productos.

2.     Los productores son los encargados de extraer dichos recursos para satisfacer las necesidades de los consumidores.

3.     Los productos se fabrican a través de métodos de extracción respetuosos con el medio ambiente y utilizando energías renovables.

4.     Los productos resultantes llegan a los consumidores y usuarios.

5.     Los consumidores y usuarios utilizan los productos y bienes y posteriormente los desechan.

6.     Los productos desechados (residuos) se reincorporan al ciclo como subproducto, recurso o energía.

Por lo tanto, es necesario que todos los actores implicados en la economía circular busquen una colaboración sostenible que contemple los flujos de energía, de materiales, de agua, de suelo y de gases de efecto invernadero (GEI), entre otros.

¿Qué beneficios tiene la economía circular?

Oportunidades de la economía circular en España

La economía circular es impulsora de nuevas oportunidades de negocio y una fuente de crecimiento económico. Pero, al mismo tiempo, genera una serie de beneficios ambientales y sociales, tanto para las empresas como para los consumidores. Ente las ventajas de este nuevo modelo económico se pueden citar las siguientes:

·         Permite una mejor optimización de los recursos y materiales.

·         Reduce el gasto económico asociado a la fabricación y la producción.

·         Mejora la colaboración entre empresas, ya que los residuos de una empresa podrían convertirse en los recursos de otra.

·         Aumenta el grado de confianza de los consumidores.

·         Aumenta el número de puestos de trabajo.

·         Mejora la reputación de la empresa dado que existe una mayor transparencia de sus procesos productivos.

La economía circular en España

El panorama de la economía en España viene definido por una fuerte crisis económica que comenzó en el año 2008. Desde entonces, tanto la inversión en medio ambiente como el consumo de materiales y energía se ha ido reduciendo.

Así mismo, la gestión que ha habido hasta ahora de la industria, el sector agrario y el turismo han hecho necesario un giro hacia la ecoeficiencia y la sostenibilidad, que poco a poco va cogiendo fuerza en nuestro país y que va dirigiéndose hacia una economía más circular.

Según el reciente informe de la Fundación Cotec sobre la situación y evolución de la economía circular en España, se calcula que con la aplicación de toda la normativa vigente en materia de residuos se crearían aproximadamente unos 52.000 puestos de trabajo. Además, este informe sitúa a España entre el grupo de países con una mayor productividad de los recursos, junto con el Reino Unido, los Países Bajos, Luxemburgo e Italia.

En junio de 2016, la Comisión Europea publicó el eurobarómetro sobre las PYMEs europeas y la economía circular. España resultó ser el tercer país de la Unión Europea (UE) con mayor número de empresas que en los últimos 3 años han realizado actividades de economía circular (85%), sólo por debajo de Malta (95%) e Irlanda (89%). Las actividades más comunes fueron el reciclaje, la reutilización y la venta de productos a otra compañía. Otras menos representativas fueron la minimización del consumo energético, el uso de materiales reciclados o la reducción del consumo de agua.

Apoyo del Gobierno a la economía circular

En cuanto al apoyo de nuestro país a la economía circular, España cuenta actualmente con el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR, 2016-2022). El objetivo de esta iniciativa es constituir un instrumento para orientar la política de residuos, mejorar las deficiencias detectadas y promover actuaciones para prevenir, reutilizar, reciclar, valorizar y eliminar los residuos. Por otro lado, España ha desarrollado la Estrategia Española de Bioeconomía Horizonte 2030 cuyo propósito es impulsar la actividad económica y mejorar la sostenibilidad de los sectores que utilizan recursos de base biológica.

A nivel europeo, España forma parte del Plan de Acción para la Economía Circular de la Comisión Europea que establece un compromiso continuado y ambicioso para apoyar la transición hacia una economía circular. Además, dicho plan contempla medidas de diseño de producto, procesos de producción, consumo de energía y productos, gestión de residuos, “residuos a recursos”, innovación, inversión, etc.

 Agenda 2030 para el Desarrollo sostenible

Por último, cabe destacar que, a nivel internacional, nuestro país participa en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y en la Agenda de París (UNFCCC). Todos esta iniciativas persiguen avanzar hacia una sociedad más sostenible y basada, en parte, en la economía circular.

Ejemplos de innovación, gestión de los residuos y economía circular en España son, por ejemplo, Ecoalf, Basurama, Aqualogy, Zicla o Grupo Cosentino.

¿Conoces más empresas españolas que apoyen la economía circular?

Fuentes: Elaboración propia / Economía circular / Cotec / European Commission

  • España, tercer país de la UE con más empresas de economía circular
  • España, tercer país de la UE con más empresas de economía circular
  • España, tercer país de la UE con más empresas de economía circular

¿Qué te ha parecido el artículo «España, tercer país de la UE con más empresas de economía circular»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2017