Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Estufas de cáscara de almendra

Penélope López

Los recursos energéticos para la utilización en las calderas de biomasa son muy diversos. Entre ellos, las cáscaras de almendra parecen ser los que mejores prestaciones ofrecen a un menor precio.

La cáscara de almendra es un residuo que se origina en empresas destinadas a la manufactura y envasado de estos frutos. Tras el pelado de la almendra, la cáscara solía desecharse, hasta que se encontró su utilidad como recurso energético.

La cáscara se puede emplear en varios calibres: entera, triturada o en forma de polvo. Además, dependiendo de su tamaño, puede usarse en diferentes tipos de estufas:

• En estufas de leña tradicionales:

Puede ser utilizada entera, como complemento a la leña normal.

• En estufas específicas de biomasa:

Se emplea triturada (de 2 a 6 mm o de 6 a 12 mm) o en polvo (menos de 2 mm), que funciona muy bien como sustituto del hueso de aceituna o pellet, puesto que presenta unas características en humedad relativa y residuos de cenizas muy similares.

Ventajas del uso de la cáscara de almendra

La cáscara de almendra se encuentra entre los mejores combustibles sólidos del mercado gracias a una serie de ventajas:

- Precios reducidos y estables:

Su precio no varía como sucede con los combustibles fósiles y, al proceder de los residuos del descascado de la almendra, resulta muy reducido.

- Tienen un gran poder calorífico:

El poder calorífico de la cáscara de almendra (tanto el superior como el inferior) es mayor que el del hueso de la aceituna y el del pellet, alcanzando los 4750 kcal/kg (frente a los 4087 kcal/kg del hueso de aceituna).

- Los sacos no contienen finos ni polvo, por lo que no hay que tomar otras precauciones que sí se hacen necesarias con otro tipo de biomasa.

- Al quemarse producen muy bajo contenido en cenizas (0.86-1.50%).

- Son totalmente secas, lo que permite que la combustión sea muy buena, al contrario de lo que sucede con otros combustibles que retienen humedad.

La cáscara de almendra es un combustible que ofrece muchas ventajas como hemos visto, pero sin duda la mayor es que es un residuo reciclado de origen vegetal cuyas emisiones de Gases de Efecto invernadero (GEI) pueden considerarse nulas.

Fuente: Elaboración propia / Flickr

¿Qué te ha parecido el artículo «Estufas de cáscara de almendra»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

11 Comentarios
Big original captura de pantalla 2013 11 04 a la s 12.08.03

¡Qué buena idea! Para el siguiente invierno lo tendremos en cuenta...
Big sue o

Almendra? Donde? Yo quiero! ajajja
Big 20170325 121221

Yo las visto en Zona de la Mancha y calientan muchísimo, ademas son mas estrechas por lo que ocupan menos espacio.
Big

Existe alguna empresa que recoja las cáscaras de almendra? Los digo porque existen zonas en las que existe mucha producción de almendras de pequeños propietarios, y la mayoría de las cascaras van a parar a la basura! Es una lástima...
Big osvaldo

Soy de Argentina y en una empresa de mi localidad que produce aceite vegetal utilizan las cáscaras de las semillas de girasol por su alto poder calorico
Big original 1017158345

Osvaldo Musto

Tiene sentido. yo desconozco si en España se están aprovechando de forma habitual e importante las cascaras de semillas de girasol, cascaras de almendra, hueso de aceituna o si por el contrario se está desechando en la industria que lo trabaja....
Big original captura de pantalla 2013 11 04 a la s 12.08.03

Jasp_7

La verdad es que estaría genial que le sacaran provecho, sí... A ver si se pone en marcha una iniciativa que lo incentive.
Big original sinsajo

Estupendo, me ha parecido un reportaje genial.
Big sue o

leinada

Lo que si es que los estoy viendo y suelen tener forma extraña jajaja

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018