Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Iluminación sostenible más allá del LED

Antes de hablar de iluminación sostenible es importante definir el concepto de sostenibilidad. Se trata de un compromiso medioambiental, social y económico. Son tres parámetros inseparables. En el ámbito de la iluminación, la sostenibilidad debe fluir con naturalidad entre los profesionales, ya sean lighting dessigner, proyectistas, técnicos o comerciales. Ellos deben velar porque sus proyectos se adapten a los tiempos y a lo que requiere el mercado en cuanto a normativa, tecnología y relación calidad-precio.

Tubos fluorescentesExisten compañías que asesoran a empresas comprometidas con la sostenibilidad como The Natural Step o Climate Care. Su sello indiscutible: el compromiso con el mediambiente.

Atrás quedaron esos proyectos faraónicos que prescribían productos inalcanzables para el común de los mortales donde nunca había retorno económico. Daban lugar a consumos desmesurados como si la energía no la pagara nadie. Se hacían sin pensar en la reposición o en un futuro más allá del pago de la factura.

A la hora de hablar de sostenibilidad en la iluminación se da una repetida confusión: relacionar proyectos sostenibles con tecnología LED. Nada más lejos de la realidad. En la empresa que yo represento trabajamos en proyectos sostenibles desde 1980 cuando patentamos los tubos fluorescentes LONG LIFE, una tecnología ordinaria que da lugar a un producto de alta calidad y con más del triple de vida que un tubo estándar.

Pero además hay opciones sostenibles en descarga tanto en sodio como en halogenuro metálico de larga vida útil sin necesidad de recurrir al LED. No estoy en contra de esta tecnología pero creo que se debe hacer un uso lógico y prudente porque no es la única fuente de luz. Aún podemos exprimir mucho la tecnología "estándar".

Prueba de que sostenibilidad y tecnología pueden ir de la mano son los "MEGA CONCURSOS" de gestión energética tan de actualidad. Probablemente en ellos no hay más un 30% de luminarias o fuentes de luz que se cambien a tecnología LED, sobre todo por sus problemas a la hora de los retornos de inversión. El LED es un producto de calidad contrastada pero con un payback "difícil". Por eso lo lógico es recurrir primero a adaptación de niveles a normativas, adecuación y colocación de equipos electrónicos, de doble nivel o regulación en cabecera, instalación de lámparas con una vida útil más larga y un sinfín de actuaciones. Todo esto permite unos retornos de inversión más factibles y éxito en la gestión energética.

Y si hablamos de iluminación interior también aquí hay un amplio abanico de posibilidades que va de la reactancia electrónica a la regulación crepuscular pasando por los sensores de presencia. El ahorro puede llegar al 85% dependiendo del estado de la instalación.

Hubo un tiempo en que la palabra sostenibilidad sólo se relacionaba con el LED. Esa idea va cambiando. Hay muchos productos tecnológicamente avanzados que son, sin duda, interesantes y rentables alternativas al LED.

Fuentes: Flickr

¿Qué te ha parecido el artículo «Iluminación sostenible más allá del LED»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

1 Comentario
Big

Interesante entrada. Está bien conocer otras opciones

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018