Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

La agricultura ecológica

La agricultura ecológica podría definirse como un sistema de producción basado en la utilización óptima de los recursos naturales, que huye del uso de productos químicos de síntesis con el fin de obtener alimentos orgánicos a la vez conserva la fertilidad de la tierra y respeta el medio ambiente. El resultado es un producto saludable, fresco, sabroso y de alta calidad nutritiva.

Agricultura ecológicaEste tipo de agricultura respeta los ciclos vitales de los sistemas naturales con cultivos biólogicos y diversas prácticas agrarias ecológicas. Algunos ejemplos son: la rotación de cultivos, la selección de especies vegetales y animales resistentes a enfermedades y adaptadas a las condiciones locales, el uso muy limitado de pesticidas y fertilizantes sintéticos antibióticos para el ganado, la prohibición del uso de organismos modificados genéticamente (transgénicos), el aprovechamiento de los recursos in situ, la utilización de estiércol para la fertilización y alimentos para el ganado producidos en la propia granja, la cría de ganado en zonas al aire libre, etc. De esta forma, tal como señala la Comisión Europea, la agricultura ecológica ayuda a preservar la biodiversidad, el bienestar de los animales y el desarrollo de las zonas rurales.

La agricultura ecológica en España

En España, la agricultura ecológica se encuentra regulada por el Reglamento (CE) 834/2007 el Consejo sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos y por el que se deroga en el Reglamento (CEE) 2092/91. Por su parte, la Unión Europea recoge la definición de producción ecológica, su logotipo y sistema de etiquetado en el Reglamento del Consejo sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos. Y es que los productos generados por la agricultura ecológica deben ir correctamente etiquetados para que el consumidor concienciado sepa distinguirlos del resto de alimentos (ver manual del etiquetado en pdf). En 2010, la UE incluyó un nuevo logotipo ecológico para garantizar la protección de los consumidores y unos estándares comunes.

Además de contemplar el aspecto ambiental, la agricultura ecológica busca mejorar las condiciones de vida de agricultores y ganaderos, con el objetivo de lograr la sostenibilidad integral del sistema de producción agrícola a nivel social, ecológico y económico. El atractivo de estos alimentos de gran calidad junto con el deseo de contribuir de forma activa a la protección de medio ambiente, al cuidado de los animales y al desarrollo de las áreas rurales, hacen que los productos procedentes de la agricultura ecológica aumenten cada vez más su consumo en todo el mundo.

Fuentes: Twenergy / Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente / Comisión Europea / Logo de La Unión Europea

¿Qué te ha parecido el artículo «La agricultura ecológica»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018