Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

La contaminación del agua

El agua es el origen de la vida y sin ella no sería posible nuestra subsistencia en el planeta. El problema de la contaminación del agua se ha visto agravado por la industrialización, especialmente en los países en vías de desarrollo. Es importante que conozcamos las principales amenazas sobre la calidad de las aguas para que podamos contribuir a mitigarlas.

Contaminación del aguaHay un gran número de contaminantes del agua:

  1. Sedimentos y los materiales suspendidos. Son, por volumen, los mayores contaminantes. Su presencia dificulta la vida de algunos organismos, destruye sitios de alimentación o desove de los peces, rellena lagos o pantanos y obstruye el fluir natural del agua.
  2. Otra amenaza para la calidad del agua es la existencia de microorganismos patógenos: bacterias, virus, protozoos y otros organismos, que transmiten enfermedades como el cólera o el tifus. En los países en vías de desarrollo las enfermedades producidas por estos patógenos son uno de los motivos más importantes de muerte prematura, sobre todo de niños.
  3. Por otra parte, los desechos orgánicos producidos por los seres humanos o el ganado pueden ser descompuestos por bacterias aeróbicas, es decir, en procesos con consumo de oxígeno. La proliferación de estas bacterias agota el oxígeno e impide la vida en estas aguas.
  4. Otros contaminantes que encontramos en los recursos hídricos son las sustancias químicas inorgánicas. En este grupo están incluidos ácidos, sales y metales tóxicos como el mercurio y el plomo, que, en cantidades altas, pueden causar graves daños a los seres vivos. Adicionalmente, otras sustancias como los nutrientes vegetales inorgánicos, por ejemplo nitratos y fosfatos, si bien son necesarias para las plantas, en cantidad excesiva inducen el crecimiento desmesurado de algas. Cuando estas algas mueren, al ser descompuestas por los microorganismos se agota el oxígeno y se hace imposible la vida de otros seres vivos.
  5. Los compuestos químicos orgánicos como petróleo, gasolina, plásticos, plaguicidas, disolventes, detergentes, etc. acaban en el agua y permanecen, en la mayoría de los casos, durante largos períodos de tiempo, ya que al ser productos fabricados por el hombre tienen estructuras moleculares complejas difíciles de degradar por los microorganismos existentes en el medio.
  6. Además, en algunas ocasiones, puede haber sustancias radiactivas solubles que contaminan el agua.

Por último, el agua caliente liberada por centrales de energía o procesos industriales puede elevar la temperatura de ríos o embalses, lo que disminuye su capacidad de contener oxígeno y afecta a la vida de los organismos.

Tratamiento de las aguas contaminadas

La mayoría de los vertidos de aguas residuales que se producen en el mundo no son tratados. Afortunadamente, esto está cambiando en los países desarrollados donde una proporción cada vez mayor de los vertidos es tratada adecuadamente en estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) antes de llegar a los ríos o mares. Hay distintos tipos de depuración para eliminar los contaminantes presentes en el agua. Se pueden usar desde sencillos procesos físicos como la sedimentación, en la que simplemente se deja que los contaminantes se depositen en el fondo por gravedad, hasta complejos procesos físicos (filtración, evaporación), químicos (precipitación química, reducción electrolítica) y biológicos (lodos activos, filtros bacterianos).

Nosotros podemos tratar de no contaminar el agua y no usar más de la necesaria. ¡Nuestra salud lo agradecerá!

Fuentes: Twenergy / Ecodes / Tecnun / Aguadulce.org / Flickr

¿Qué te ha parecido el artículo «La contaminación del agua»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018