Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

La energía que consume tu móvil

El teléfono móvil, y el resto de aparatos eléctricos que forman parte de la vida cotidiana, tienen un consumo que va más allá de lo que percibimos. Para poder gestionar mejor sus prestaciones conviene que sepamos algo más sobre su funcionamiento.

Consumo energético de móvilesEl uso de energía eléctrica es un tema por el que cada vez nos preocupamos más, ya sea por un aumento de los costes asociados o por la generalización de la conciencia ecológica.

Además, cada vez se está produciendo una mayor penetración de aparatos eléctricos en nuestros hogares. Cuando hablamos de equipos para el hogar, no solo hablamos de electrodomésticos (nevera, lavavajillas, etc.) también hablamos de cepillos de dientes eléctricos, módems, ordenadores (de sobremesa o portátiles), videoconsolas, teléfonos móviles, etc.

Estos dos aspectos han hecho que aparezcan dos nuevos tipos de consumos:

Consumo fantasma: es aquel que se produce por la existencia de un consumo cuando un aparato no se está utilizando. Por ejemplo: el uso de los aparatos en stand-by puede suponer hasta el 6% del consumo eléctrico.

Consumo “no percibido”: es aquel que el aparato necesita para funcionar pero que el usuario no lo percibe como consumo. Suele darse en aquellos aparatos relacionados con las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Por ejemplo: El consumo de energía por la existencia de una red de datos para el móvil.

Consumo de las TIC

El consumo energético de las TIC es cada vez más importante y seguirá creciendo conforme lo haga la tecnología, a no ser que se comience a valorar la eficiencia energética en su desarrollo.

Actualmente, y según un reciente estudio publicado por Digital Power Group, las TIC consumen aproximadamente el 10% de la electricidad generada en el mundo (1.500TWh anuales). Dentro de las TIC destaca el uso de los servidores empleados tanto por empresas como por usuarios y  el de las redes de comunicación inalámbricas o redes wireless.

Consumo de un teléfono móvil

El uso de los móviles y las tablets de manera masiva por la población, ha supuesto el mayor aumento del consumo de energía por las TIC. Desde el 2009 hasta el día de hoy, el tráfico de datos no ha dejado de crecer a un ritmo que nadie había previsto, lo que conlleva un incremento del consumo energético asociado.

La realidad es que el consumo percibido por el usuario es muy pequeño comparado con el consumo energético total de los móviles. El percibido es el gasto eléctrico que realiza el teléfono cuando se está cargando la batería y que después empleará en su funcionamiento. Sin embargo, como hemos dicho antes existe un consumo “no percibido”.

Conocer el valor real es difícil, y existen artículos que ofrecen información sobre el consumo no percibido de los aparatos eléctricos. Lo cierto es que el consumo de energía por parte de las TIC es cada vez mayor y es una variable a tener  en cuenta para alcanzar un uso responsable de los recursos.

¿Somos conscientes realmente de los consumos energéticos indirectos o no percibidos que lleva asociado el estilo de vida actual? ¿Qué otros ejemplos se os ocurren?

Fuentes: Digital Power Group, CEET, Flickr

¿Qué te ha parecido el artículo «La energía que consume tu móvil»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

1 Comentario
Big original angel island

El 10% del gasto energético total lo consumen las tic, asombroso

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018