Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

La erosión del suelo

La erosión del suelo es un proceso natural en el que las partículas del suelo se mueven de un sitio a otro principalmente por medio de la acción de diferentes agentes. Sin embargo las actividades humanas lo han incrementado.

Proceso natural

La erosión es producida principalmente por dos agentes: el agua y el viento. Se distinguen, por lo tanto, dos tipos de erosión:

- Erosión hídrica: aquella producida por el agua a través del golpeo sobre la superficie del terreno, generando desprendimiento y arrastrando partículas de suelo. Esta erosión dependerá de la fuerza del agua y de las características del terreno (dureza de la roca, pendiente, etc.)

- Erosión eólica: aquella producida por el viento que degrada, desprende y arrastra diferentes partículas de suelo. La erosión dependerá nuevamente de la intensidad del agente erosivo y de las cualidades del terreno.

En ocasiones ambos tipos se combinan.

La erosión es parte del ciclo geológico del suelo. Durante años, este proceso ha ido cambiando el relieve de la Tierra y generando los paisajes que actualmente conocemos. Sin embargo, las actividades antropogénicas han acentuado su erosión.

Proceso incrementado

El ser humano, mediante actividades que modifican el paisaje, origina un aumento de la erosión, lo que provoca una pérdida de suelo. Si este proceso es muy intenso puede producirse la desertificación de la zona.

Este proceso de degradación tiene especial importancia, ya que en realidad la superficie de suelo fértil útil para el ser humano es limitado y escaso por lo que cualquier acción que haga disminuir su cantidad podría tener consecuencias graves.

La principal causa de la erosión acentuada es la pérdida de la cubierta vegetal, que genera que el suelo se quede desprotegido. Esta superficie terrestre sufrirá la acción del agua y el viento que erosionarán el terreno de una manera más intensa que si hubiera vegetación. Esta situación produce la pérdida de suelo fértil.

Por ejemplo, una zona de bosque se tala para el aprovechamiento de la madera. Ese suelo es fértil y tiene unas cualidades excelentes para la vida vegetal, sin embargo, una vez deforestado, el suelo queda expuesto al agua y al viento que lo erosionará produciendo la pérdida de sus propiedades.

El incremento de la erosión del suelo es un problema que el ser humano debe intentar solventar, ya que este medio es la base de la vida. Sin él, las plantas y los animales terrestres no podrían vivir. ¿Conoces algún ejemplo de erosión del suelo cerca de dónde vives?

¿Qué te ha parecido el artículo «La erosión del suelo»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018