Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

La nueva vida de los antiguos contenedores marítimos

Una biblioteca con 6.000 libros de fondo, un parque infantil, una cadena de hoteles en Indonesia que promete localizaciones lo más céntricas posible, un centro de deportes acuáticos en Sevilla... Parecen espacios completamente alejados entre sí y sin embargo tienen todos ellos algo muy importante en común, el cómo están hechos. Todos y cada uno de estos espacios ha sido construido echando mano de antiguos contenedores marítimos, que tras años de uso habían sido desechados.

La idea es cada vez más popular y se puede ver en cada vez más lugares y más tipos de espacios. De hecho, no hay más que echar un vistazo en la red para descubrir cómo encontrar a vendedores especializados y a constructores con los conocimientos específicos para convertir un contenedor marítimo en prácticamente cualquier cosa es cada vez más sencillo. Solo hay que echarle imaginación y espíritu creativo para encontrar una idea innovadora que permita convertir un antiguo contenedor de barco en cualquier otra cosa.

Si hace unos años se empleaban sobre todo para crear espacios de almacenaje y para usos llamativos en negocios, ahora la lista de lo que se puede hacer con ellos abarca muchas más cosas. Los contenedores son la materia prima para construir casas o espacios de oficinas y esos son solo dos de los ejemplos más básicos. Pueden ser reinventados como piscinas, convertidos en tiendas pop-up o usados para prácticamente todo aquello que se nos ocurra.

 

Por qué construir con contenedores

Los contenedores marítimos son una de las piezas clave del transporte marítimo. Las mercancías que transportan los barcos van guardadas en ellos, por lo que tienen que ser resistentes y duraderos. Además, su forma sigue un patrón estándar, una decisión que se tomó para hacer más fácil su apilado y distribución en los barcos y puertos pero que tiene ahora sus beneficios a la hora de emplearlos para otros usos.

De hecho, esta es una de las grandes ventajas que aportan a la hora de usarlos en la construcción. Es muy fácil convertirlos en módulos de construcción, jugar con ellos en términos de diseño o apilarlos. Además, el hecho de hayan sido diseñados para resistir a las duras condiciones del transporte marítimo hace que sean robustos y duraderos y que ofrezcan buenos resultados en términos de resistencia al clima.

Están obviamente preparados para resistir a la humedad, la lluvia o el viento. Su tamaño también es una de las bazas a su favor, ya que cada uno de ellos ronda los 30 metros cuadrados. No hay más que aventurarse a leer anuncios de alquileres en cualquier ciudad para ver que no es difícil encontrar estudios que están por debajo de ese espacio construidos de forma tradicional.                         

Aunque posiblemente una de las razones que han hecho que en los últimos años hayan logrado despertar tanto interés y hayan empezado a ser tenidos mucho más en cuenta a la hora de emplearlos en más y más diversas construcciones es su precio.

En muchos casos, los contenedores marítimos que se comercializan para otros usos llegan de un excedente. Para los gigantes del transporte marítimo, puede resultar más caro repatriar los contenedores de vuelta a Asia para volver a traerlos hacia Europa o América cargados de productos que simplemente comprar uno nuevo en el puerto de origen. Esto hace que se dejen en destino muchos contenedores, lo que crea un parque amplio de los mismos con los que se puede contar para nuevos usos y a precios bajos.

Pero lo cierto es que no se trata solo del precio del propio container. Los contenedores no solo son baratos, sino que además permiten eliminar de las previsiones de coste muchos materiales. Además, el reciclar los contenedores tiene un cariz eco-friendly, ya que ayuda a dar salida a algo que si no se hubiese convertido en un deshecho y se integra además en la corriente de dar recuperar materiales y espacios.

Los problemas de construir con contenedores

Los beneficios de la construcción con contenedores marítimos son numerosos, pero quienes se lancen a por ello deben tener en cuenta también otros elementos. Aunque el impacto medioambiental del proceso de construcción es posiblemente menor (ya que lo que necesita el contenedor para ser reconvertido en otra cosa es simplemente un par de toques y no todo el proceso completo que puede requerir una construcción que arranca de cero), sigue siendo necesario trabajar sobre el contenedor para adaptarlo a sus nuevos usos.

Igualmente, a lo largo del tiempo de uso será necesario hacer trabajos de mantenimiento que aseguren que los contenedores siguen estando en las mejores condiciones posibles y siguen siendo habitables.

Y, por otro lado, hay que tener en cuenta que no todos los contenedores pueden ser aprovechados o que para hacerlo con algunos hay que hacer un complejo trabajo de limpieza previo. Los contenedores marítimos transportan todo tipo de cosas, incluso aquellas que no son buenas ni para la salud ni para la naturaleza. 

FUENTES: Fuentes Elaboración Propia, ConcienciaEco, ArchDaily

  • La nueva vida de los antiguos contenedores marítimos
  • La nueva vida de los antiguos contenedores marítimos
  • La nueva vida de los antiguos contenedores marítimos
  • La nueva vida de los antiguos contenedores marítimos
  • La nueva vida de los antiguos contenedores marítimos

¿Qué te ha parecido el artículo «La nueva vida de los antiguos contenedores marítimos»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

2 Comentarios
Big original 1049349437

Es un concepto interesante, aunque no sé para el largo plazo.
Big

INTERESANTE EN SITIOS DESPLOBLADOS ,Y RAPIDO DE DE COLOCAR EN POCOS DIAS,MIENTRAS ESTE BIEN EQUIPADO Y COMODO ME PARECE BIEN

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018