Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

La telegestión energética. Su funcionamiento y ventajas

La tecnología de la telegestión nos ayuda a llevar un control más exhaustivo de lo que nos rodea. Registra la información con el fin de analizarla y optimizarla. Esta tecnología es de gran ayuda en el sector energético, concretamente para el control de los consumos energéticos y para los distintos suministros. Pero antes de ver las ventajas que puede tener en el campo de la eficiencia energética describiremos qué es y cómo funciona.

Telegestión energética

Funcionamiento de la telegestión

La telegestión es un conjunto de productos basados en las tecnologías informáticas, electrónicas y de telecomunicaciones que permiten el control a distancia de instalaciones técnicas aisladas o distribuidas geográficamente.

Si consideramos el sistema de telegestión utilizado para la gestión del consumo eléctrico, los elementos principales serían:

- Datalogger: dispositivo electrónico que se instala en el cuadro eléctrico de las instalaciones que queremos analizar. Se puede comunicar con un ordenador personal, utilizando un software específico y puede tener un dispositivo en el que se pueden ver directamente los datos registrados.

- Software de monitorización: software específico para analizar los datos recogidos por el datalogger. Dicho software se puede programar según el objetivo que se persiga. Este sistema informático también puede controlar el encendido y apagado de los equipos de la instalación.

Dependiendo del tipo de datalogger la información obtenida se graba en su sistema o se transfiere a un ordenador que tiene instalado el software de monitorización.

Aplicaciones y ventajas

La telegestión se puede aplicar a aquellos campos que necesiten un seguimiento exhaustivo de sus datos, consiguiendo un mayor control de la actividad y unos resultados más fiables.

En las auditorías energéticas, la telegestión es una herramienta bastante útil al conseguir información más detallada de las instalaciones auditadas y de los hábitos de consumo del personal de la empresa.

Con la telegestión, además se puede controlar el encendido y apagado de las instalaciones, como ocurre, por ejemplo, en polideportivos u oficinas.

La ventaja de utilizar esta tecnología es conocer los consumos en tiempo real, al dar la lectura exacta en cada momento. En el caso de la electricidad, dicha información permite adaptar la potencia eléctrica a nuestras necesidades o localizar los consumos mayores de lo esperado. Con la telegestión se conocen también los hábitos de consumo y se obtiene ayuda para tomar las medidas oportunas para reducir las facturas o localizar irregularidades.

La normativa actual, que se empezó a implantar en el 2010, obliga a cambiar los contadores actuales por unos contadores eléctricos. La administración busca con ello una participación más activa de los consumidores en el mercado de la electricidad contribuyendo a la eficiencia del uso final de la energía.

Tanto a nivel individual como a nivel de empresa, se debería sacar un mayor partido de la información que obtenemos de la telegestión. Un análisis y control más exhaustivo ayudaría a reducir la demanda energética y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Fuentes: TwenergyABC / Endesa / El País / Flickr

¿Qué te ha parecido el artículo «La telegestión energética. Su funcionamiento y ventajas»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018