Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Larga vida a las baterías de móviles

David Bollero

Uno de los grandes retos que aún tienen pendiente de resolver los fabricantes de smartphones es la autonomía de las baterías. Las funcionalidades y prestaciones aumentan con cada modelo, consumiendo más energía y, sin embargo, las baterías de los móviles no han conseguido evolucionar al mismo ritmo. Así, el consumidor se ve abocado a recurrir a pequeños trucos como tener desconectado el Bluetooth cuando no se utiliza, reducir el brillo de la pantalla o, incluso, poner el teléfono en modo avión cuando no se precisa y la cobertura es mínima.

Las baterías de los teléfonos móviles son de iones de litio, también conocidas como baterías Li-ion y aunque son cualitativamente superiores a las antiguas baterías de níquel, su vida útil oscila entre los 3 y 5 años (entre 300 y 1.000 cargas, según la forma en que se realicen y las condiciones de uso).

Ahora, la empresa gbatteries podría haber resuelto esta asignatura pendiente. Al menos, así, lo asegura al anunciar su solución SmartG BMS (Battery Management System), con la que sostiene que es capaz de multiplicar por cuatro la vida útil respecto a los métodos convencionales.

No se trata de una nueva batería, sino de un método de control con el que se amplía la capacidad de energía entre un 10 y u 40% (dependiendo del fabricante), sin padecer una disminución de esta capacidad según avanza su vida útil.

¿En qué consiste esta nueva tecnología? Básicamente, en controlar dinámicamente la energía interna de la batería en todos sus procesos, desde la misma carga, a los periodos de reposo o la descarga. Según indica la compañía, esta gestión se obvia normalmente y esta desatención es la causante de diversos problemas internos (incluida la polarización), que terminan por degradar progresivamente la autonomía.

Trasladado el concepto a cifras, si el máximo teórico de la densidad energética de una batería Li-ion (energía almacenada por kg) se mueve en la horquilla de 380-460 Wh/kg, una batería normalmente produce 100-125 Wh/kg. Sin embargo, con SmartG BMS, gracias a la optimización de los materiales de las celdas de la batería, es posible alcanzar los 110-175 Wh/kg.

El éxito de la compañía, en esencia, se basa en la reutilización, puesto que no han inventado un nuevo tipo de batería, sino que en realidad han mejorado las existentes o, por ser más precisos, sacan el máximo provecho de las que ya veníamos utilizando. En este sentido, el inventor de la tecnología afirma que ya son varios los fabricantes que se han interesado por la patente aunque es un arma de doble filo para la industria –que no siempre tiene en cuenta criterios de eficiencia energética y sostenibilidad-: cuanto más duren la baterías de los móviles, más tiempo pasará hasta que el consumidor renueve su teléfono móvil.

Fuentes: FlickrGbatteries / Abc / La vanguardia / Theglobeandmail

¿Qué te ha parecido el artículo «Larga vida a las baterías de móviles»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018