Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Los abonos orgánicos: lo mejor para la tierra, lo mejor para nuestra salud

Almudena Martín

No es lo mismo cultivar un huerto con fertilizantes químicos que hacerlo con abonos orgánicos. Un compost producido de forma totalmente natural tiene infinitas ventajas sobre la tierra que cualquier otro producto químico. Y eso se refleja también en nuestra salud y en la del Planeta.

En la agricultura existen diferentes tipos de abonos organicos: el compost (producido por residuos como cáscaras de huevo, restos de verduras y frutas, café, poda, etc…); humus de lombriz (un tipo de compost que se obtiene con la ayuda del proceso digestivo de las lombrices); cenizas (de maderas sin pintura ni esmaltes), abono verde (formado por plantas), estiércol (formado con las heces fermentadas de los animales), el guano (excrementos de aves y murciélagos) o la turba.

Todos estos tipos de abonos orgánicos son totalmente naturales, no llevan aportes químicos que puedan dañar la tierra y respetan el ecosistema, cerrando el ciclo de la vida. Aunque los abonos químicos son una solución rápida y eficaz a corto plazo, su uso conlleva problemas ambientales como la contaminación del agua, el riesgo de toxicidad o la degradación de la vida del suelo a largo plazo, entre otros.

A la hora de enriquecer el sustrato de la tierra, los abonos orgánicos aportan una serie de nutrientes necesarios –los más importantes: nitrógeno, fósforo y potasio- para que las plantas se desarrollen sin problemas. Además, ayudan a la regeneración de la vida microbiana –hongos y bacterias- mejorando la propia composición natural del suelo.

Además de todos estos beneficios, el abono orgánico mejora la capacidad del suelo para absorber agua y facilita la fijación de carbono en el mismo; su producción no genera apenas gasto energético y es una solución más económica que si compraramos un fertilizante químico en el supermercado. En internet existen tutoriales y vídeos sobre cómo hacer uno mismo abonos orgánicos a través del compostaje.  

Los abonos orgánicos tienen también muchos beneficios para nuestra salud. Al ser 100% naturales y estar libres de químicos, los productos que se generan en la agricultura ecológica o en huertos urbanos que utilizan abonos orgánicos son también más naturales y saludables. Y eso es algo que, afortunadamente, la gente valora y demanda cada vez más.

Fuentes: ecoagricultor.com

 

¿Qué te ha parecido el artículo «Los abonos orgánicos: lo mejor para la tierra, lo mejor para nuestra salud»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018