Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Los autos solares dejan atrás sus limitaciones

David Bollero

Desde hace ya tiempo los autos eléctricos son una realidad en Argentina, aunque su autonomía y, sobre todo, su velocidad máxima no terminan de satisfacer a los amantes de las cuatro ruedas. Ahora, la empresa suiza Acabion GTB acaba de desvelar los detalles del que está llamado a romper con esas limitaciones sin dejar por ello de respetar el medio ambiente.

autos electricos argentinaSe trata del nuevo Acabion Da Vinci, un auto solar que, aunque todavía se encuentra en su fase experimental, ya se perfila como una referencia para los súper deportivos ultra-eficientes. El prototipo suizo es capaz de recorrer hasta 1.500 kilómetros con las baterías cargadas al completo, alcanzando una velocidad máxima de más de 650 km/h.

El secreto de este auto, que parece salido de una película de ciencia ficción, son sus múltiples células fotovoltaicas y sus motores eléctricos de última generación. A través de estas celdas fotovoltaicas, Da Vinci convierte la energía del sol en electricidad que se almacena en sus baterías eléctricas (en otros autos solares el motor la utiliza directamente).

En este tipo de vehículos, las baterías (de plomo, níquel-cadmio o litio) actúan como el depósito de gasolina en un auto convencional, con la diferencia de que cuentan con seguidores de potencia de pico que, además de controlar la potencia que proviene de las células fotovoltaicas, las protege de sobrecargas.

Otra de las claves de un auto solar es su diseño aerodinámico, así como su ligereza. Ambas cualidades resultan cruciales puesto que la potencia producida por una placa solar depende extraordinariamente de factores como las condiciones meteorológicas, la capacidad de la placa e, incluso, la posición del sol. En condiciones óptimas, una buena placa puede producir más de 2 kW (2,6 hp).

Estos criterios se han cuidado especialmente en el Acabion Da Vinci, que se ha inspirado en la industria aeroespacial tanto para el diseño como para el uso de materiales de construcción. Su diseño aerodinámico se basa en el estilo de un caza o un avión de combate, con unas ruedas ocultas bajo su carrocería y suspensiones pivotantes y oscilantes con el movimiento. Además, utiliza materiales como la fibra de carbono o la fibra de vidrio, muy resistentes y livianos, que consiguen que el auto sólo pese 600 kilogramos.

El nuevo auto solar de Acabion ha creado mucha expectación y el mundo del motor espera ansioso la publicación de más detalles técnicos como, por ejemplo, qué sistemas alternativos de recuperación de energía tendrá, hasta el punto de que ya se habla de la posibilidad de pequeños motores de combustión que actúen como un generador. No olvidemos que en la Argentina ya existen varias marcas que comercializan sus autos híbridos, como el Toyota Prius, el Porsche Cayenne S Hybrid o el Peugeot 3008 HYbrid4, entre otros.

El Da Vinci no es el primer prototipo de ciencia ficción diseñado por Acabion GTB. Ya con su modelo GTB 500 consiguió una aceleración de 0 a 475Km/h en menos de 30 segundos gracias a dos motores eléctricos de 150KW (aproximadamente 2×200 Cv), y son refrigerados por agua.

Fuentes: Wikipedia.org | Autopista.es | Motorspain.com I Flickr

¿Qué te ha parecido el artículo «Los autos solares dejan atrás sus limitaciones»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

2 Comentarios
Big

Me parece que, quien haya escrito este artículo, debería repasarlo y corregir algunas cosas.
Big original captura de pantalla 2013 11 04 a la s 12.08.03

José Manuel Salazar Pera

Hola José! Dinos qué te chirría y lo revisamos ;)

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018