Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Menor intensidad energética, mayor competitividad

La intensidad energética es un indicador clave que determina el comportamiento de un país y, por tanto, su grado de eficiencia. La intensidad energética es la cantidad de energía usada por cada mil dólares producidos, es decir, muestra la relación entre la energía consumida y la producción de bienes. Por lo tanto interesa que la intensidad energética sea la menor posible. Este dato debe ser analizado en contexto con la información correspondiente a la evolución de las estructuras del PBI (sectorial), las fuentes de energía utilizadas y, en algunos casos, los usos.

Postes eléctricosEn el caso de España los datos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio indican que la intensidad energética cayó en 2009 por quinto año consecutivo. En concreto se redujo un 3,6% -la intensidad energética en España a finales de 2009 fue de 0,132 ktep/ euro-, de modo que se consolida una tendencia que se inició en 2005 y que ya acumula una reducción del 13%.

Se trata de una buena noticia para España, que recientemente ha anunciado su intención de alcanzar una reducción sostenida de la intensidad energética del 2 por ciento anual a lo largo de la siguiente década, con el objetivo de contribuir a los objetivos energéticos comunitarios dentro de la Estrategia Europa 2020. Esta Estrategia prevé que para 2020 la UE logre que el 20% de la energía que consume proceda de fuentes renovables, así como que las emisiones contaminantes se reduzcan un 20% y que la eficiencia energética mejore en otro 20%. Sin embargo queda bastante camino por recorrer ya que, aun consiguiendo ese objetivo, España se situaría en los niveles medios de intensidad energética de la Unión Europea.

Grafico de intensidad energetica

En general, esta reducción se debe a varios factores como cambios estructurales ocurridos en los últimos años en el conjunto de la economía y las mejoras tecnológicas, junto al efecto positivo de las políticas de eficiencia energética, como los Planes de Acción de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética (E4). En el contexto económico actual, continúa la mejora de la eficiencia debido, entre otros factores a la incidencia de la crisis económica, que, por otra parte, ha incentivado la creación de soluciones innovadoras y reformas estructurales adicionales que, probablemente, conducirán a más largo plazo a un ahorro energético-económico.

Así, la reducción de la intensidad energética es un objetivo ambicioso, pero posible que impactará de forma positiva en nuestra economía. La eficiencia energética es un ingrediente fundamental para mejorar la competitividad, reducir la dependencia energética externa y para avanzar en los aspectos relacionados con la sostenibilidad ambiental.

Fuentes: Elaboración propia / mityc.es / mityc.es / idae.es / flickr.com

¿Qué te ha parecido el artículo «Menor intensidad energética, mayor competitividad»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

6 Comentarios
Big original imagen twenergy

Tenemos que mejorar nuestras infraestructuras energéticas, tanto de las viviendas particulares como las de los edificios públicos si queremos llegar a cumplir los objetivos en 2020. Para conseguir esto, la política a establecer debe favorecer e incluso incentivar económicamente hablando, medidas dirigidas a cumplir estos objetivos. Saludos.
Big original 267872 1ta43s5eskoukriyhgngrt1vsupu8p areyoufeelinganybetter h014943 l 1

Estoy de acuerdo con JUANCD. Debemos de reducir la dependencia energetica que tenemos fuera de españa,y para tener una sostenebilidad ambiental propia, sin tener que recurrir a otras entidades.
Big

Está muy bien que España lleve 5 años reduciendo la intensidad energética, pero tenemos que ser más eficaces y consumir más energías limpias y menos contaminantes
Big original 100 2841

Espero que la crisis económica no permita que decaiga la utilización de las energías renovables y que podamos continuar en crecimiento como hasta ahora. Reconozco mi preocupación en éste sentido por medidas como la Ley de la Retroactividad y su repercusión en las empresas del sector.
Big

Está bien que llevemos un tiempo bajando la intensidad consumida, pero tampoco hay que creerse que por eso lo estemos haciendo bien, ya que por la crisis se han frenado muchas cadenas de producción, y obviamente si no se produce, no se consume electricidad, y si no se consume electricidad baja el dato.

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018