Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Moda sostenible: la ropa más ecológica, saludable y sociablemente responsable

Almudena Martín

Cada vez más diseñadores y ciudadanos son conscientes de la importancia de llenar un armario con ropa sostenible. Bien con la compra de prendas hechas con tejidos orgánicos o el uso de ropa de segunda mano, la ropa sostenible es la mejor forma de cuidar nuestro planeta y nuestra salud.

Para que una prenda de ropa sea sostenible debe cumplir una serie de criterios ambientales y sociales. Todo su proceso de producción debe respetar el medio ambiente y sus materiales deben ser naturales u orgánicos. Pero no sólo eso: la moda sostenible debe ser socialmente responsable, lo que significa que en su cadena de producción se cuidan especialmente las condiciones sociales de los trabajadores, evitando la explotación laboral.

La moda sostenible es también una industria beneficiosa para nuestra salud. Las prendas ecológicas están hechas con materiales naturales como algodón orgánico, bambú, algas, tencel (fibra celulósica), ortigas, piel de pescado (usada para zapatos y bolsos) y tintes naturales que dan color a los tejidos. Todos estos materiales están libres de tóxicos y químicos peligrosos, lo que evita alergias e irritaciones en la piel.

Otro punto a su favor es que la moda sostenible está hecha para durar, algo totalmente opuesto a la filosofía de la moda low cost que propone un estilo de vida basado en el consumo desmesurado y en la idea “de usar y tirar”. La moda sostenible reniega de esas prendas baratas hechas para durar apenas una temporada, lo que supone un importante problema ambiental. En este aspecto, la moda sostenible está más ligada al mundo de slow fashion.

Ropa de segunda mano y Upcycling. No hay moda más sostenible que la ropa de segunda mano. Reutilizar la ropa que otras personas ya no necesitan nos permite ahorrar una gran cantidad recursos naturales. Un dato para recordar: un solo pantalón vaquero necesita cerca de 3000 litros de agua para su producción. Por su parte, el Upcycling es otra forma de crear moda sostenible. Se basa en la idea de confeccionar una prenda a partir de otra ya existente, usar restos de prendas, residuos y otros materiales en desuso para crear un producto bonito y de mayor valor que pueda usarse de nuevo. Firmas como Ecoalf, Idunn, Del Traves, Virginia Rondeel o la diseñadora Clara Mallart son algunas de las que promueven este concepto sostenible en sus colecciones.  

¿Dónde encontrar moda sostenible?

Otras firmas que apuestan por la moda sostenible son Organic Cotton Colours (con sus prendas de algodón 100% orgánico), Skunkfunk, Lifegist, Aibycraft, BichoBichejo, Mimètik Bcn, Miu Sutin (cuyo lema es “otra moda es posible”), Binta, Kupukupukids (estas dos últimas especializadas en niños) o la tienda madrileña The Circular Project Shop, entre otros. Diseñadores como Vivienne Westwood, Stella McCartney o H&M también se suben al carro de la moda sostenible y lanzan habitualmente al mercado colecciones que buscan concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de comprar moda de una manera ética, responsable y sostenible.

Fuentes: compromisorse.com

 

¿Qué te ha parecido el artículo «Moda sostenible: la ropa más ecológica, saludable y sociablemente responsable»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018