Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Soberanía alimentaria por la diversidad y las culturas

Penélope López

El comercio multinacional de alimentos, con un uso intensivo de la agricultura y la pesca, no es sostenible. La soberanía alimentaria permitirá la conservación de la diversidad y de las culturas de las poblaciones locales.

Concepto de soberanía alimentaria

La soberanía alimentaria da al pueblo la capacidad de definir sus propias políticas agrarias y alimentarias, teniendo en cuenta el desarrollo sostenible y la seguridad alimentaria.

Según la Declaración del Foro por la Soberanía Alimentaria firmada en Nyéléni (Kenia) en 2008, “la soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesibles, producidos de forma sostenible y ecológica, y su derecho a decidir su propio sistema alimentario y productivo”.

Este principio procede del año 1996, del Plan de Acción del Foro de Roma, en el que se dio mucha importancia al valor de la sociedad civil para cumplir con los compromisos de la Cumbre Mundial de la Alimentación. Posteriormente, en 2001, tuvo lugar el primer Foro Mundial por la Soberanía Alimentaria en La Habana.

Conservación de la diversidad

Entre sus objetivos, no sólo pretende acercar la producción y el mercado de los alimentos a lo local, sino también que los pueblos puedan disponer de su agua, su tierra y sus recursos genéticos, y que la producción se haga de un modo sostenible con el medio ambiente.

De este modo, la soberanía alimentaria es un principio que ayuda a la conservación de la naturaleza, especialmente de la biodiversidad. Un uso más local de la tierra es más respetuoso con las especies que viven en ella. La pérdida de la biodiversidad se debe principalmente a la contaminación del agua, el aumento del uso de pesticidas y las técnicas agresivas de la agricultura extensiva.

Conservación de la cultura

La cultura también tiene gran importancia en la soberanía alimentaria. Según este principio, tienen prioridad la agricultura familiar, la pesca artesanal y el pastoreo tradicional.

Con la soberanía alimentaria se asegura también la pervivencia de las culturas tradicionales y originarias de las poblaciones locales.

Ejemplos de soberanía alimentaria en la práctica

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) declaró a Nicaragua en 2010 como un buen ejemplo en soberanía alimentaria, por su estrategia de apoyo al pequeño productor y por garantizar el abastecimiento de la población a precios justos.

Los “grupos de consumo” que se organizan con el pequeño productor y la tienda de barrio para el consumo local de productos sanos y respetuosos con el medio ambiente, son también otro ejemplo de soberanía alimentaria. Seguro que en tu zona tienes uno de estos grupos. Busca el tuyo.

Fuente: Elaboración propia/ Wikipedia /FAO /Flickr

¿Qué te ha parecido el artículo «Soberanía alimentaria por la diversidad y las culturas»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

1 Comentario
Big

Me parece estupendo la filosofía de la soberanía alimentaria, pero a la vez muy utópica. Por un lado porque actualmente hay asentamientos (ciudades) que están localizadas en lugares donde es complicado realizar tareas de agricultura y ganaderia. Por otro lado, está el pequeño detalle de la sobrepoblación. Si hay más gente de la que se puede alimentar usando formas tradicionales de cultivo.. hay un problema. Creo que habría que optar por otros caminos y soluciones que estén más adaptadas a la realidad que vivimos a nivel global.

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018