Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Así son los tipos de coches híbridos que ruedan por la carretera

No todos los coches híbridos que encontramos en el mercado funcionan de la misma manera. Algunos sólo tienen tracción eléctrica, en otros, el motor eléctrico es sólo un complemento del motor de combustión, mientras que también hay vehículos que pueden combinar ambos sistemas y ser mucho más eficientes y respetuosos con el medio ambiente. Según su funcionamiento, podemos encontrar tres modalidades de coches hí;bridos rodando por la carretera:

Gama Híbridos Toyota

Híbrido en serie. En estos modelos, la tracción es siempre eléctrica. El motor de combustión (también llamado térmico) no tiene conexión mecánica con las ruedas, sólo se usa para generar electricidad, bien cargando las baterías o suministrando la potencia directamente al motor eléctrico. La principal desventaja de los híbridos en serie es que hay pérdidas de energía causadas por la transformación de energía mecánica a eléctrica.

Híbrido combinado: Este tipo de vehículo permite funcionar tanto en modo gasolina como eléctrico, o una combinación de ambos. El motor eléctrico funciona en solitario a baja velocidad, sobre todo en distancias cortas. A mayores velocidades, el motor térmico y el eléctrico trabajan a la vez. Esta modalidad reúne las ventajas de ahorro de combustible y bajas emisiones de un híbrido en serie con la aceleración de un híbrido en paralelo.

El mejor ejemplo de este tipo de híbrido es el Full Hybrid Synergy Drive de Toyota, considerado uno de los sistemas híbridos más avanzados del mundo. Esta tecnología consigue una sinergia perfecta entre los dos tipos de motores logrando un importante ahorro de combustible. Otra ventaja es que la energía cinética que se genera en la deceleración es aprovechada por el motor eléctrico para recargar la batería.

Híbrido en paralelo. En este caso, el motor térmico es la principal fuente de energía. El motor eléctrico actúa como apoyo al sistema, aportando más potencia cuando el sistema lo necesita. De esta forma, el coche consume menos en la aceleración y es mucho más eficiente.

Al margen de esta clasificación general, encontramos otra modalidad de coches: los híbridos conectables o enchufables (PHEV). A diferencia de los híbridos convencionales, estos vehículos pueden recargar las baterías con tan sólo conectarlos a la red eléctrica. Toyota fue la marca que lanzó al mercado español el primer híbrido enchufable: el Prius Plug-in. Este modelo incluía batería de litio (en vez de níquel metal hidruro) y sólo necesitaba un enchufe doméstico de 230 voltios para cargar las baterías en aproximadamente hora y media. 

¿Qué te ha parecido el artículo «Así son los tipos de coches híbridos que ruedan por la carretera»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018