Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Última tecnología en láminas de control solar

Penélope López

La luz natural no solo es importante para la salud de las personas, sino que además nos permite ahorrar en el uso de iluminación artificial. Pero el sol, además de iluminarnos, irradia calor y aporta radiación ultravioleta (UV), lo que resulta perjudicial para la vida y hace perder el color de los objetos. Las láminas de control solar están precisamente diseñadas para protegernos de los efectos negativos de la radiación solar cuando los rayos entran a través de las ventanas de un edificio.

Estas láminas son unas películas finas adhesivas que se instalan fácilmente en los vidrios de las ventanas con la finalidad de reducir las ganancias térmicas excesivas y otros efectos no deseados de la radiación solar.

Uno de los mayores problemas que tienen los edificios con grandes ventanales acristalados es su enorme ganancia térmica, debido a la radiación solar que dejan entrar. Para contrarrestar este exceso de calor, se produce un aumento de la demanda de refrigeración. Pero además, la radiación solar disminuye el confort y produce deslumbramientos que resultan muy incómodos para quienes están dentro de los edificios.
La instalación de las láminas de control solar permite el paso de la luz, pero impide la entrada de calor en un 80%.

Además de evitar consumos innecesarios en refrigeración, se le puede añadir opacidad a los cristales, aportando intimidad al interior. Su instalación no requiere desmontar los cristales y puede realizarse indistintamente desde el interior o desde el exterior del edificio. Las láminas que suelen ponerse en el interior tienen una mayor durabilidad ya que no les afecta la lluvia o los cambios de temperatura. Ofrecen una garantía de unos 12 años frente a los 3 a 5 años que suelen ofrecer las láminas exteriores. Las que se instalan en el exterior son, en cambio, más efectivas, pues evitan el precalentamiento del vidrio.

 

Mejora de la tecnología

Los avances en esta tecnología han mejorado las prestaciones que estas láminas son capaces de ofrecer:

  • Aparte de reducir un 80% la radiación térmica, son capaces de reducir un 99% la radiación UV.
  • La lámina proporciona seguridad en caso de rotura de los cristales.
  • Algunas láminas pueden incluir materiales aislantes, que también permiten proteger contra el frío.
  • Aumentan la sensación de confort.
  • Aportan valor estético a los edificios.
  • Disminuyen los deslumbramientos gracias a una fina capa metalizada añadida con ese fin.
  • Existen multitud de modelos diferentes, pudiendo elegirse el grado de opacidad deseado. Incluso hay láminas casi transparentes, prácticamente inapreciables.

Estas láminas son muy útiles, no solo para edificios de oficinas, sino también en escaparates para evitar el daño de la mercancía y mobiliario de los establecimientos, o para proteger obras de arte en galerías o museos.

Las láminas de control solar son un elemento imprescindible para ganar en confort y eficiencia en los edificios. Suelen recomendarse en las auditorías energéticas, ya que presentan un periodo de retorno moderado. ¿Conocías ya esta tecnología?

 

¿Qué te ha parecido el artículo «Última tecnología en láminas de control solar»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018