Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Aceite de freir para generar biodiésel

David Bollero

Los efectos en el medio ambiente que puede tener el Aceite de Cocina Usado (ACU) es algo que deberíamos tener muy en consideración cada vez que lo vertimos por las piletas de nuestras cocinas. Con solo un litro de aceite es posible contaminar más de mil litros de agua. Y un restaurante, por ejemplo, utiliza mucho aceite (hasta 200 litros en un mes).

A ello se suma otras consecuencias negativas, como la impermeabilización de los pozos ciegos, la obstrucción de desagües cloacales y pluviales (favoreciendo la proliferación de colonias de insectos y roedores) y el aumento de la mortandad de la flora y fauna acuática como consecuencia de la acumulación del aceite en la superficie de los ríos, impidiendo el paso de la luz solar y el oxígeno.

Sin embargo, el destino de este desecho no tiene por qué ser los ríos o las cañerías, sino el depósito de nuestros carros. Y es que es posible generar biocombustible con este ACU. ¿Cuánto se aprovecha del aceite usado? Pues prácticamente el 100%, por lo que por cada 1,25 litro de aceite recolectado se logra uno de insumo para biodiésel. Tanto es así que si en 2003 Argentina no tenía ninguna planta de producción y en la actualidad ya existen 35 plantas de biodiesel y 12 de bioetanol.

Ello es posible gracias a lo que está haciendo, por ejemplo, la empresa RBA Ambiental en Pergamino, donde recolecta regularmente ACU para la generación de biocombustibles. Lo hace, además, de manera gratuita, por lo que ni a los negocios ni a los particulares les cuesta un solo peso. La única molestia es hacer espacio al depósito que deja la empresa y que, cuando está lleno, es reemplazado por otro vacío y limpio.

Una vez recuperado todo este aceite utilizado, RBA Ambiental lo lleva a su planta de tratamiento de aceites vegetales de Bella Vista, en Buenos Aires. Aunque en Pergamino sólo cuenta hasta ahora con 20 comercios locales como proveedores de ACU, sólo el año pasado recolectaron 9.200 litros en esta localidad.

Pergamino no es el único lugar que se ha adscrito al Programa BIO para la recuperación y el tratamiento de Aceites Vegetales Usados (AVU) de RBA Ambiental. Otros muchos como Junín también se han sumado a la iniciativa y, como consecuencia de ello, la empresa no sólo ha recolectado el aceite utilizado, sino que también ha realizado una capacitación a restaurantes, casas de comidas y todo aquel comercio que trate, use o trabaje con AVU.

Además, a partir de este año, habrá un aumento en el corte obligatorio del gasoil automotor con biodiésel, del 8% actual al 10%, así como para las usinas termoeléctricas lo que supondrá un ahorro de divisas aparente de 50 millones de dólares para 2014 porque se importarán menos combustibles. La capacidad instalada de la Argentina es de unos 4 millones de toneladas de biodiésel al año y hasta la fecha el mercado local absorbía unas 850.000. A partir de ahora, se incorporarán cerca de 450.000 toneladas anuales de biodiésel al mercado local, lo que es una buena noticia para el medio ambiente.

Fuentes: RBA Ambiental | La Opinión | Enernews | Autoblog | Flickr

¿Qué te ha parecido el artículo «Aceite de freir para generar biodiésel»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018