Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

El Frigorífico Gualeguaychú o cómo reciclar un edificio

David Bollero

¿Es posible reciclar un edificio entero? La respuesta es afirmativa y la prueba de ello la podemos encontrar en el Frigorífico Gualeguaychú, cuya chimenea dejó de humear hace ya más de 27 años. El gigante que vio la luz en la década de los años 20 del siglo pasado, en plena crisis agropecuaria, supera así una larga lista de megaproyectos fallidos que han ido desde casinos o restaurantes a hoteles cinco estrellas y hasta un polo educativo.

Figorífico GualeguaychúAhora, gracias a una iniciativa municipal y con la mirada puesta en el cuidado por el medio ambiente, buena parte de estas instalaciones abandonadas volverán a ser útiles a la sociedad. Una de las primeras medidas adoptadas es el aprovechamiento del antiguo galpón para montar un taller para la elaboración de canastos, si bien es cierto que para ello será necesaria la reparación de la instalación eléctrica. La finalidad de estos canastos es repartirlos por los distintos barrios para recolectar todos los residuos domiciliarios.

En este galpón se podrán ir almacenando todos los materiales que posteriormente serán reciclados y que provienen del esqueleto mismo del Frigorífico. Así, los planes pasan por aprovechar, incluso, las estructuras metálicas de las estanterías. De hecho, el barrio Suburbio Norte ya disfruta de alrededor de doscientos canastos provenientes de estas estanterías. Asimismo, para la fabricación de la columna de soporte de estos canastos se han empleado los viejos tubos de enfriamiento de las cámaras frigoríficas.

El proyecto no sólo es un buen ejemplo de concientización ecologista sino que, además, se ha convertido en una de las iniciativas participativas más llamativas de la región. En este sentido, los dos tipos de canastos que se fabrican - uno domiciliario para dos familias y otro más grande para consorcios- son elaborados con mano de obra de cooperativistas, lo que además contribuye al mantenimiento de puestos de trabajo.

Este ambicioso proyecto de reciclaje no termina en la fabricación de canastos, puesto que también se contribuirá al mobiliario urbano de toda la Costanera Sur y la laguna que parte del Club de Pescadores hasta la nave del Frigorífico con la elaboración de la base de bancos y mesas.

Paralelamente a este proyecto, la Municipalidad también prevé dar un uso colectivo al espacio verde que rodea al gigante de Gualeguaychú, de modo que sea posible disfrutar el predio y la zona portuaria. Tendrá acceso tanto automóviles como peatones, siendo éstos últimos los que disfruten del paseo por la laguna, en la que ya se realizan trabajos de recuperación y a la que se va a dar mayor profundidad. Es en este paseo en el que se instalarán los bancos y mesas reciclados en el galpón.

Y como homenaje al que fuera centro económico de la región, ya en el puerto, se rehabilitará el antiguo taller de carpintería para ubicar el museo del Frigorífico, con herramientas y máquinas que se han podido recuperar de su época dorada.

Fuentes: Diario El Argentino | Alvarez Daneri | El día online

¿Qué te ha parecido el artículo «El Frigorífico Gualeguaychú o cómo reciclar un edificio»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018