Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

FAO impulsa los biocombustibles

Un poco antes de la celebración en Río de Janeiro, Brasil, de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable, más conocida como Cumbre de la Tierra Río+20, celebrada del 20 al 22 de junio, la Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura, FAO, editó un manual sobre biogás. Se trata de un biocombustible que en los últimos años ha ido ganando terreno como fuente de energía renovable, con un auge más notorio en el ámbito rural, pues es ahí donde resulta más fácilmente implementable.

¿Qué es el biogás?

¿Qué es exactamente el biogás? ¿Por qué la agricultura es uno de los sectores más beneficiados? El manual de FAO da cumplida respuesta a ésta y otras cuestiones, explicando que se trata de una mezcla de gases, compuesta principalmente por metano y dióxido de carbono, resultante de la fermentación de materia orgánica por la acción de un grupo de microrganismos.

¿Cuáles son las ventajas del biogás?

Es posible generar no sólo biofertilizante sino también energía a partir de desechos orgánicos como los que produce la agricultura. Las ventajas son extraordinarias, puesto además de gestionar de un modo ecológico todos los residuos provenientes de la actividad agropecuaria, se permite su aprovechamiento en energía, desde electricidad a calefacción, independientemente de que se trate de desechos animales o vegetales. A ello es preciso sumar el ahorro que supone para los agricultores al poder sustituir los fertilizantes químicos, cuyo costo se había disparado en los últimos años.

Con este proyecto, FAO contribuye a asentar un cimiento más sobre el que levantar una estrategia hacia la sustentabilidad y la generación de energías renovables. Esta guía incluye también metodologías para la evaluación de los efectos ambientales y socioeconómicos de la producción de bioenergía, indicadores que se pueden medir al hacerlo, buenas prácticas recomendadas, y medidas normativas  para promover el desarrollo sostenible de la bioenergía. Y es que no puede perderse de vista que la bioenergía no debe debilitar la seguridad alimentaria y mucho menos atentar contra los pueblos indígenas. Para ello es imprescindible un desarrollo rural sostenible, evitando que la conversión de tierras en cultivos bioenergéticos derive en deforestación.

Sólo así, la introducción de la generación de biocombustible en la carta de navegación de las comunidades rurales puede ayudar a construir una nueva economía verde, precisamente en un ámbito en el que se ha sufrido un déficit de inversión en el desarrollo de la agricultura.

Paralelamente, FAO también sigue adelante con el Proyecto sobre la Bioenergía y Criterios e Indicadores para la Seguridad Alimentaria e Indicadores (BEFSCI), que ofrece entre otras utilidades una herramienta en internet para evaluar las repercusiones  de los proyectos de bioenergía en la seguridad alimentaria o una lista exhaustiva de metodologías e indicadores para evaluar el impacto  de la bioenergía en la seguridad alimentaria a nivel nacional.

Fuentes: TwenergyFAO / Terra / Tiempos del Mundo / Wikimedia Commons

¿Qué te ha parecido el artículo «FAO impulsa los biocombustibles»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

1 Comentario
Big koala

Es importante contar con el apoyo de estas organizaciones, puesto que se promueve la participación de los productores así como de instituciones públicas, además se contará con informe de los resultados obtenidos en este proyecto, por parte de la FAO.

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018