Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Cómo reducir el consumo de un termotanque eléctrico

David Bollero

Aunque los calentadores instantáneos de gas puede llegar a ser hasta un 70% más baratos que los termotanques eléctricos, éstos ofrecen una serie de ventajas muy interesantes. Además, hay modos de recortar su consumo de energía.

Los termotanques eléctricos, que pueden ser instalados tanto por un plomero como por un electricista, ofrece ventajas respecto a las alternativas de gas, como su facilidad de instalación en casi cualquier punto de la casa o que no tiene emisiones de gases de efectos invernadero de ningún tipo.

Sin embargo, el consumo eléctrico no es nada despreciable y puede ser un problema cuando nos llegue la boleta de la luz. En este sentido, el consumo de un termotanque eléctrico de unos 150 litros que esté encendido de manera constante, únicamente para mantener la temperatura del agua caliente (pero sin hacer uso de ella) puede rondar los 8,4 kWh semanales.

Para ello, lo que hace el termotanque es funcionar dos o tres horas y, con ese tiempo, es capaz de mantener la temperatura del agua en su interior durante 13 o 14 horas. Por este motivo y sobre todo para aquellos casos en los que se está mucho tiempo sin hacer uso del agua caliente es preferible recurrir a un programador. Además, existe una amplia gama de dispositivos que, incluso, permiten activar el termo de manera remota a través de una app móvil.

La ventaja de programar la hora a la que entre en funcionamiento el termotanque eléctrico es que podemos beneficiarnos de las tarifas con discriminación horaria, apostando por la tarifa nocturna y reduciendo nuestros costos.

En esos casos, la mejor recomendación es que funcione preferiblemente en las últimas horas del período valle, evitando de este modo un nuevo gasto para mantener el agua caliente. Si lo programáramos de 6h a 9h, y de 22h a 24h, los ahorros obtenidos respecto a la tarifa estándar se situarían cerca del 40%, funcionando sólo 5 horas al día.

Otros consejos para que no suframos pérdida de calor es asegurarnos de que el termotanque está correctamente aislado. Asimismo, debemos prestar atención a las cañerías, evaluando la distancia que cubren porque, lógicamente, cuanto mayor sea la distancia entre el termo y la ducha, por ejemplo, más pérdida de calor se producirá.

Por otro lado, cuidar el mantenimiento del aparato es muy importante, en especial su resistencia, que sin duda es uno de los repuestos más caro. De este modo, es crucial no dejar nunca que el termotanque eléctrico se vacíe y quede sin agua: esto quemaría la resistencia, lo que puede suponer un descalabro para nuestro bolsillo.



Fuentes: Taringa | Nergiza | Efimarket | La Voz

¿Qué te ha parecido el artículo «Cómo reducir el consumo de un termotanque eléctrico»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018