Un hecho innegable es que la bicicleta ha ganado popularidad como medio de transporte alternativo y sustentable en las ciudades. Medidas en urbes como Buenos Aires como la obligatoriedad de ofrecer parking gratuito para bicicletas durante la celebración de recitales han contribuido a ello.

Sin embargo, por sus condiciones físicas, no todo el mundo puede recurrir a este tipo de rodados y dejar de lado el auto. A partir de ahora, ya no habrá excusas para no pedalear pues la bicicleta eléctrica argentina rompe esa barrera para los perezosos o los que no estén en forma.

¿Por qué bautizamos a la E-Trotter como la bicicleta eléctrica argentina? Porque el 70% de sus componentes son de la Argentina. Con su cuadro construido en caños de acero y su transmisión Shimano de siete velocidades, es capaz de alcanzar hasta los 25 kilómetros por hora, con una autonomía aproximada, si la batería estaba cargada por completo y dependiendo del modelo, de unos 20 a 60 kilómetros aproximadamente.

El objetivo de esta tipo de rodados es ayudarnos en las situaciones donde se requiere más esfuerzo, como las pendientes. Gracias a su funcionalidad de pedaleo asistido, el motor se enciende automáticamente, si bien podemos optar por tenerlo apagado y circular como una bicicleta tradicional todo el tiempo.

Cuando la batería se agota, su carga resulta tan sencilla como si cargáramos el celular, pues es extraíble y cuenta con un cargador portátil de 220/36 voltios. La carga completa tarda entre 6 y 8 horas y el costo de energía eléctrica que requiere es de unos 22 centavos de pesos argentinos por cada 100 kilómetros. Su vida útil es de 300 ciclos de recarga completos (unos 18 meses) o, lo que es lo mismo, unos 8.000 kilómetros recorridos.

La bicicleta eléctrica argentina E-Trotter cuenta también la posibilidad de adquirir un kit para convertir la bicicleta plegable que ya tuviéramos en una e-bike. Eso sí, tendremos que reemplazar la rueda delantera por una con el motor y realizar la instalación de todo el sistema eléctrico, a modo de portaequipaje, con las baterías, la computadoras y las luces incluidas.

Además, los accesorios de esta bicicleta eléctrica argentina también son sustentables, pues sus luces, tanto delantera como trasera, son LED y mide el consumo de batería; sin olvidar otras ventajas tecnológicas como un puerto USB para poder recargar el celular o conectar un GPS.

En cuanto al precio, que comparado con una bicicleta tradicional es superior, esta bicicleta eléctrica argentina es posible pagarla mediante promociones de cuotas sin interés.

Fuentes: E-trotter | Facebook | La Nación

 

Escribe un comentario