De este modo, a pesar de que estés subiendo una cuesta, las pedaladas seguirán siendo fáciles y sin resistencia, ya que el movimiento no parte de una cadena y dos engranajes, como en el caso de las bicicletas clásicas, sino de su motor eléctrico integrado, que nos permite llegar a nuestro destino sin sufrimientos ni sudores innecesarios. Además, la bicicleta con motor eléctrico es un medio de transporte totalmente limpio, que no emite CO2 a la atmósfera y que genera hábitos saludables para quien la usa.

Para los desplazamientos urbanos, la bicicleta con motor eléctrico permite moverse de manera eficiente, alcanzando sin esfuerzo los 25 kilómetros/hora, lo que hace posible recorrer distancias cortas y medias de manera más rápida y eficaz que en coche y sin el inconveniente de tener que buscar y pagar un espacio para aparcar. Gracias a su autonomía, que suele rondar los sesenta kilómetros sin tener que recargar, es una de las opciones más recomendables para viajes recurrentes, como ir y volver del trabajo o del centro de estudios.

Las bicicletas con motor eléctrico comienzan a calar en el público urbano ya que su uso puede suponer un ahorro de 5.600 euros anuales respecto al uso del coche. Por eso, para elegir una bicicleta con motor eléctrico que se adapte a tus necesidades es importante tener en cuenta la autonomía de su batería, su coste de mantenimiento, su peso y sus prestaciones, como contar con portabultos o su facilidad de aparcamiento o plegado.

Si estás pensando en hacerte con una bicicleta con motor eléctrico para cambiar por completo tu forma de moverte a través de la ciudad o del campo, en Twenergy contamos con nueve modelos de marcas como Going Green, EcoBike o Yamimoto, entre los que podrás elegir entre formatos clásicos o plegables, que te garantizarán en cualquier caso una movilidad segura, sostenible y sin esfuerzo. ¿Estás preparado para la revolución del ciclismo eléctrico?

Puedes encontrar tu bicicleta eléctrica en la Tienda Twenergy.

Fuentes: Atob.org | Electric bike

Escribe un comentario