Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

¿Consume menos dejar la calefacción encendida?

Carolina Gonzalez Miranda

¿Mantener una temperatura constante con la calefacción encendida o apagarla y encenderla? ¿Qué es mejor? Te damos las claves para ahorrar energía con la calefacción.

Es la típica discusión o duda entre vecinos, amigos y pareja. ¿Apagas y enciendes, o dejas la calefacción a la misma temperatura todo el día? La creencia popular habla de que es mejor lo segundo, incluso cuando sales de casa, ya que si apagamos el calentador y la temperatura de la casa desciende, a continuación hará falta más energía para llegar a la temperatura óptima de confort. Pero al fin, en este post, llega la hora de la verdad.

¿Apagar o no apagar al dormir?

Según se recomienda en los manuales de buenas prácticas energéticas (como éste del Ministerio de Energía y Turismo de España), resulta más conveniente también energéticamente apagar la calefacción de noche y cuando no estamos en nuestro hogar. Según se explica desde aquí, de noche, acostados y arropados, no se requiere calefacción, puesto que 15-17ºC son una buena temperatura para dormir. Si nuestra casa está muy mal aislada, la recomendación es poner el termostato a esos 15-17ºC, pero siempre será preferible apagar por la noche el radiador. Encenderlo unos minutos al levantarnos resultará mucho más eficiente que dejar encendida la calefacción toda la noche.

Hay que apagar la calefacción de noche y cuando no estemos en casa

¿A la misma temperatura todo el día?

Si pones el termostato a una temperatura constante todo el día (20 grados se estima como una temperatura ideal), será necesario un aporte continuo de energía. Porque, aunque no nos demos cuenta, nuestra casa pierde calor a través de los muros, de las ventanas, de los techos... Y si nuestra vivienda está mal aislada o hace mucho frío fuera, nuestro sistema de calefacción deberá aportar energía permanentemente para mantener esa temperatura constante. Si apagas la calefacción, la casa se enfría y las pérdidas de calor se reducen, porque la diferencia entre los grados que hay dentro y fuera disminuye. Se calcula que cada grado menos de temperatura dentro de casa representa un ahorro de entre un 7% y un 11% en la energía utilizada, lo que se traduce en menos gasto en calefacción y menos emisiones de CO2.

¿Y el consumo al encender la calefacción?

Cuando la casa se ha enfriado, por ejemplo después de toda la noche, nuestro sistema de calefacción tendrá que consumir más energía para llegar a una temperatura agradable, es verdad. Pero ese consumo más intenso tendrá lugar durante menos tiempo que el que habríamos dejado encendida la calefacción. El balance será más positivo. De hecho, se calcula que la reducción de la calefacción por la noche puede hacer que tu factura se reduzca al menos un 10%. Y si notamos mucho frío por las mañanas al levantarnos, recuerda que se puede poner un programador en tu termostato para que arranque el sistema. ¡Con 15 minutos será suficiente!

Consume menos apagar y encender la calefacción

¿Qué más se puede hacer?

Se recomienda ajustar el termostato a 20-21ºC. Pero resulta que también las abuelas tenían razón: hay que utilizar ropa de abrigo en casa, no olvidar bajar las persianas por las noches para que no se vaya el calor, y, cómo no, correr las cortinas para evitar que el frío entre por los cristales (llamado por los expertos “pared fría”).

 

Fuentes: IDAE

 

Recomendación musical: Bright - Echosmith and Lindsey Stirling

  • ¿Consume menos dejar la calefacción encendida?
  • ¿Consume menos dejar la calefacción encendida?
  • ¿Consume menos dejar la calefacción encendida?

¿Qué te ha parecido el artículo «¿Consume menos dejar la calefacción encendida? »?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2017