Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Responsabilidad ambiental con el uso de musgo en Navidad

Carolina Gonzalez Miranda

Se acerca la Navidad y una de las actividades más bonitas para preparar en familia es decorar el Nacimiento o Belén. ¿Pero nos hemos parado a pensar de dónde procede el musgo que le colocamos? ¿Existen alternativas más respetuosas con la naturaleza?

Empleamos musgo para decorar belenes más bonitos y fidedignos, que representen mejor el entorno del nacimiento de Jesús. Pero resulta que arrancar grandes cantidades de musgo de la superficie de las rocas, de bosques y alrededores de arroyos pone en peligro el ecosistema. Sí: el empleo masivo de musgo para estas decoraciones crea desequilibrios en la naturaleza. Pero disfrutar de estas fiestas de otra manera ¡es posible!

¿Por qué no usar musgo, si es tan bonito?

Los musgos y líquenes, aunque aparentemente se vean secos, no están muertos, sino en un periodo de latencia. Estas plantas son organismos capaces de formar suelos en un lento proceso que puede durar cientos de años. Sin ellos, la erosión del planeta se acelera, por lo que arrancarlos está prohibido en muchas partes.

Y ahora, ¿qué ponemos en el Nacimiento?

Una buena alternativa a la decoración natural es recurrir a elementos evocadores de la naturaleza como el serrín, el corcho, el barro, o la arena, que también nos remiten al paisaje donde nació Jesucristo. Los adornos naturales secos como semillas, piñas u hojas secas pueden ser un recurso decorativo, y además ahora están muy de moda. ¿Y qué tal recoger piedras con los niños que nos sirvan para crear espacios en nuestro Belén? La corteza de pino es otro material que quedará bonito, natural, ¡y no es dañino!

Nacimiento del belén con adornos naturales

¿Y si hacemos nosotros los adornos?

Para unas fiestas de Navidad respetuosas, una buena opción es crear objetos decorativos reciclados, ¡máxime si tenemos niños! Es buena manera de enseñarles conciencia medioambiental y de paso desarrollar su creatividad.

Podemos buscar tela verde o marrón de ropas que ya no usemos y crear unos prados. Con tapas de botellas, podemos dar forma a un pozo de agua, un caminito o hasta ¡hacer una cunita reciclada para el Niño! Si tenemos lana, podemos tejerle las ropitas. Palitos de helado, maderas que tengamos por ahí... también nos servirán para dar rienda suelta a nuestra imaginación y crear un entorno navideño.

Incluso rollos de papel de baño, rafia para simular la paja, cintas de colores ¡y hasta huevos! pueden servirnos para un Nacimiento mucho más sostenible ¡y bonito!

Por último, recuerda que un pino artificial puede quedar igual de atractivo que uno natural, si lo decoras con cariño y creatividad.

  • Responsabilidad ambiental con el uso de musgo en Navidad
  • Responsabilidad ambiental con el uso de musgo en Navidad
  • Responsabilidad ambiental con el uso de musgo en Navidad

¿Qué te ha parecido el artículo «Responsabilidad ambiental con el uso de musgo en Navidad»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

1 Comentario
Big

Nunca había pensando lo del musgo, menos mal que no lo utilizo.

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018