Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Un día sin carro con sabor agridulce

Carolina Gonzalez Miranda

El Día Sin Carro en Bogotá 2014 fue un poco contradictorio: por un lado, fue un éxito, ante la disminución del uso del carro (entre las 6:30 de la mañana y las 7:30 de la noche no podían circular vehículos, excepto transporte público, colectivo o de emergencias sanitarias). Por otro, la contaminación en la ciudad no sólo no disminuyó, sino que subió: aumentó de 69,3 microgramos por metro cúbico en un día típico a 75,2. ¿Cómo es esto posible? Según el alcalde de Bogotá,  Gustavo Petro, los mayores contaminantes en la ciudad son el servicio público, el transporte de carga, y también las motos que circularon ese día. Se registró una disminución en los contaminantes generados por la gasolina, pero la del diesel fue la misma que en un día normal.

El 'Día sin Carro' se ideó hace 15 años con el fin de mejorar la movilidad y los problemas medioambientales en la capital. Pero si bien el objetivo medioambiental no se ha cumplido en esta edición, sí lo ha hecho el de aprender a movilizarse de una manera distinta. Porque aquí viene la buena noticia: de acuerdo con datos del IDRD (Instituto Distrital de Recreación y Deporte) y la Secretaría de Movilidad, el uso de la bicicleta aumentó en un 532%, comparado con un día normal. En total se hicieron 114.324 viajes, seis veces más que el año pasado. Se calcula que hay unas 9.000 personas usando las dos ruedas en la capital, según datos ofrecidos por el propio alcalde.

Petro se mostró asimismo satisfecho por el uso integrado del transporte público y las bicicletas. “Los usuarios de los buses azules [urbanos] crecieron casi un 1.000%, lo que se traduce en prácticamente 190.000 personas que han tenido la nueva experiencia de subirse al bus azul, comprar la tarjeta, experimentar cómo se paga dentro...”.

En total, el sistema público de Transmilenio pasó de 1.598.000 usuarios en el Día sin Carro de 2013 a 1.662.000 este año. Los buses zonales del SITP también incrementaron su número de pasajeros, pasando de 333.000 de un día normal a 437.000. La velocidad del transporte público colectivo aumentó de 18 a 23 kilómetros por hora. En conjunto, buenas noticias, aunque queda mucho por recorrer. 

Fuentes: Bluradio.comEl espectador.comFlickr 

¿Qué te ha parecido el artículo «Un día sin carro con sabor agridulce»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018