Con el desarrollo de las nuevas tecnologías, nuestra sociedad está avanzando hacia un modelo de vida automatizado en el que los aparatos electrónicos son cada vez más sofisticados llegando incluso a considerar que tiene inteligencia propia.

Es decir; estos equipos son sistemas capaces de realizar tareas que normalmente necesitan de la inteligencia humana y resolver los problemas cotidianos por sí mismos.

Dentro de la inteligencia artificial, la asociada a los vehículos permite que tome decisiones que aumenta la seguridad durante la conducción o incluso que pueda aprender nuestras costumbres y rutas de formar que puedan llegar a conducir por si solos.

La inteligencia artificial al volante

Aunque Tesla ya haya incluido un sistema de piloto automático en sus vehículos y Google está realizando grandes avances en este campo, todavía estamos a algunos años para que la conducción autónoma este implementada en todos los vehículos.

Sin embargo, actualmente existes en nuestros vehículos muchos dispositivos que toman decisiones por sí mismo. Uno de los más implementados en el aparcamiento automático, que hace unos años fue una novedad y que ahora está disponible en la mayoría de los modelos. También podemos hablar de los sistemas de detección de obstáculos o de peatones, control de velocidad de crucero, entre otros.

Este tipo de sistemas se basan en los mismos principios bajo los que se están desarrollando el sistema de piloto automático. Es decir; en crear dispositivos (sensores, radares, GPS, etc.) que puedan parametrizar el medio que les rodea para posteriormente analizarlos y en función de los resultados tomar decisiones. Todo ello en el menor tiempo posible. Dicho de otra forma, enseñar a los ordenadores a interpretar el medio y tomar decisiones.

Estos sistemas y otros que se están desarrollando y comercializando mejorar la seguridad y hace más fácil la conducción. Sin embargo, no debemos olvidar que este tipo de sistemas ayudan pero todavía no permiten al usuario pueda dejar de prestar atención al 100%.

¿La conducción autónoma aumenta el riesgo de accidente?

Tras la inclusión de sistema de piloto automático por parte de Tesla han aparecido varias noticias relacionadas con accidentes mortales asociadas con el uso del piloto automático, sin embargo; también podemos encontrar informes de vidas salvadas por el piloto automático al llevar al conductor al hospital de manera autónoma.

En cualquier caso no debemos olvidar que la inteligencia artificial basa sus decisiones en sensores y en interpretaciones del medio por lo que errores pueden ocurrir, igual que ocurre con la inteligencia humana. Es decir; igual que las decisiones humanas pueden provocar accidentes la inteligencia artificial también, solo el tiempo dirá cuál de las dos minimiza el número de accidentes.

¿Tu vehículo dispone de algún dispositivo que tome decisiones de forma autónoma? ¿Alguna vez te ha ayuda a evitar un accidente?

Fuentes: Elaboración propia

Escribe un comentario