venta de coches electricos europaLa movilidad sostenible crece y no para. En 2013 se vendieron 50.000 coches eléctricos en el Viejo Continente, lo que confirma una tendencia: cada año, se han doblado estas ventas respecto al anterior. Son datos de un informe reciente de la ONG Transport & Environment (T&E), especializada en transporte sostenible, basados en estadísticas de la Agencia Europea de Medio Ambiente. Es, sin duda, una buena noticia para el medio ambiente.

Desde que los coches eléctricos se comercializaron por primera vez en 2010, su venta se ha duplicado cada año, llegando a esos 50.000 del ejercicio pasado, y a representar una de cada 20 ventas en países como Noruega o los Países Bajos. Hablamos siempre de un porcentaje que es pequeño sobre el total de parques móviles (0,4%), pero lo importante es la tendencia: el sector crece y apunta liderazgo en el terreno de un nuevo modelo con una movilidad más sostenible. Si la tendencia continúa, el mercado crecerá a 100.000 vehículos en 2015; 500.000 en 2021 y 1.000.000 en 2025. No está nada mal.

¿Dónde se consumen más coches eléctricos?

Si miramos el mapa y las estadísticas mundiales, veremos que son Japón (con casi 30.000 coches híbridos y eléctricos vendidos en 2013) y Estados Unidos quienes consumen más coches eléctricos, pese a que el porcentaje respecto a su mercado total sigue siendo bajo (menos de un 1%). Especialmente en California, existe una normativa que beneficia estas cifras (sólo en este Estado se vendieron más de 40.000 vehículos de esta clase el año pasado), puesto que se pretende llegar a una cuota de mercado del 4%. Para T&E, que la Unión Europea se fijara un 10% de cuota de mercado de aquí a 2025 sería un objetivo “alcanzable”. Se espera también que el crecimiento de estos vehículos en China sea especialmente fuerte en los próximos años.

La Unión Europea, por su lado, consume alrededor de una cuarta parte de los coches eléctricos del mundo. Pero este dato no es igual en todos los países. Como era de suponer, en Noruega y Holanda más del 5% de su parque móvil ya es sostenible (son países, como recalca el informe, donde también hay incentivos fiscales para la movilidad sostenible). Mientras, en el resto de países europeos la cifra es inferior al 1%. Seguramente, la nueva normativa europea sobre las emisiones de dióxido de carbono de los coches contribuya a que veamos más vehículos limpios por la carretera, puesto que de los 130 gramos de CO2 por kilómetro máximos actuales pasaremos a 95 por kilómetro máximos a partir de 2020.

Lo cierto es que, entre los coches eléctricos más vendidos en 2013, se hallan sobre todo recién llegados, como el Renault Zoe, el Mitsubishi Outlander y el Volvo V60, automóviles potentes que rompen también con el mito de que un vehículo eléctrico es más sostenible y por tanto más pequeño y de poco alcance.

Y, eso sí, el informe advierte: los coches eléctricos pueden ayudar en una movilidad más sostenible, pero no son la panacea. A menos que sean impulsados ??por energías renovables, los beneficios de su reducción de CO2 serán limitados, o incluso negativos en algunos países. Por otro lado, o se utilizan adecuadamente en combinación con un modelo sostenible de transporte, o no bastan para reducir las emisiones. Siguen siendo coches, y su uso excesivo se traduce en “costes enormes a través de la congestión y la reducción de la calidad de vida en las ciudades”.

Fuentes: Transport & Environment (T&E)El PaísEuractiv.com

Escribe un comentario