Coche electrico

El proyecto Parkinetics es, técnicamente, el primer laboratorio vivo en España de movilidad eléctrica. Su objetivo es observar y analizar todo lo que tiene que ver con los vehículos eléctricos -no sólo coches sino también motos y bicicletas-, ensayar con nuevos modelos, observar los hábitos de los usuarios… Todo eso en un «living lab» con un perímetro de unos 30 kilómetros en el entorno del Vallés, en Barcelona. El proyecto es una inversión de I+D y tendrá, en principio, una duración de dos años.

Parkinetics se puso de largo a comienzos de noviembre, en su presentación oficial en la Universidad Autónoma de Barcelona. El acto tuvo lugar en el marco de una jornada sobre los retos y oportunidades de los nuevos modelos de movilidad sostenibles que organizaron la UAB y la Fundación Ascamm. De momento, éste es el primer «living lab» de estas características que existe en España.

¿Y cómo funciona?

La idea es hacer un «ensayo general» de cómo sería el día a día en un mundo en el que los vehículos eléctricos estuvieran generalizados. El proyecto arranca con una flota de 24 vehículos eléctricos que podrán recorrer los 30 kilómetros que separan los municipios barceloneses de Cerdanyola del Vallés y San Cugat del Vallés, las dos localidades que delimitan el área Parkinetics. En esta zona geográfica se encuentran el Parc Tecnològic del Vallés, el Parc de recerca UAB, el Parc de l'Alba, Esade-Creapolis y también varios polígonos industriales.

Los usuarios serán seleccionados entre las más de 50.000 personas que a diario desarrollan algún tipo de actividad en esta zona. Aquéllos que formen parte del proyecto podrán utilizar los vehículos eléctricos de la flota y, a cambio, los responsables del proyecto se encargarán de medir y analizar el uso del vehículo, monitorizar sus movimientos y observar los hábitos de los conductores.

Los datos recogidos durante los próximos dos años servirán para analizar el rendimiento de este tipo de vehículos e impulsar nuevos avances en el sector. Por ejemplo, permitirán calcular las necesidades de recargas de baterías y la ubicación de puntos para el repostaje. Los responsables esperan poder ampliar la flota en los próximos meses y dejan las puertas abiertas a los fabricantes y distribuidores interesados en participar en este ensayo gigante para que puedan probar allí sus modelos.

Fuentes: Elaboración propia / ecomove.es / parkinetics.com / flickr

Escribe un comentario