Si bien la historia del vehículo eléctrico se remonta a principios del siglo XIX, es en estos tiempos cuando los fabricantes de coches están desarrollando más esta tecnología, empujados, en gran parte, por el paulatino agotamiento del petróleo y los impactos derivados de su consumo. De este modo, hoy en día en el mercado, podemos encontrar desde coches híbridos, a coches puramente eléctricos.

Tipos de coches electricos

– Los Vehículos Eléctricos Híbridos (VEH) utilizan motores eléctricos y motores térmicos y son un primer paso hacia los vehículos puramente eléctricos.

– Los Vehículos Eléctricos (VE), en cambio, utilizan motores eléctricos en vez de motores de combustión interna y se pueden enchufar a la red cuando están aparcados para de esta manera recargar su batería.

1. En función de la proporción de uso de la modalidad eléctrica los VEH se pueden clasificar en:

Microhíbridos: Estos vehículos disponen de sistemas de propulsión convencionales, pero incorporan un sistema adicional de arranque -parada (Start/Stop). Paran automáticamente el motor de combustión cuando el vehículo se detiene y lo arranca cuando se pisa el pedal del acelerador. Se pueden alcanzar ahorros de consumo de gasolina de hasta un 7%.

Mildhíbridos: Integran un motor eléctrico que proporciona asistencia en la aceleración, con lo que el motor de combustión puede ser más pequeño y eficiente. Además, el motor eléctrico puede actuar como generador cuando el vehículo está frenando, recuperando energía y cargando las baterías. Se alcanzan ahorros del 15-20% de combustible.

Híbridos: Proporcionan propulsión eléctrica a baja velocidad ya que ambos motores están atacando el eje de tracción. Muy útil para entornos urbanos. El consumo de combustible se reduce en un 25%.

Vehículos híbridos enchufables o plug-in híbridos: Están preparados para recargar las baterías enchufándolos a la red eléctrica, por lo que proporcionan una mayor autonomía en modo eléctrico. Permiten un ahorro de combustible del 40-60%. Comparten las ventajas de los híbridos y los eléctricos. pero tienen mayor autonomía que un coche sólo eléctrico, pudiendo llegar a superar los 450 km, cuando un motor eléctrico, por ejemplo, da una autonomía de 64 km.

2. Los Vehículos Eléctricos son aquellos que utilizan un motor eléctrico en lugar de un motor convencional de combustión, y un conjunto de baterías en lugar de un depósito de combustible. El motor eléctrico es cuatro veces más eficiente que el motor de combustión interna. Asimismo, el motor eléctrico aprovecha la energía de los frenados, lo que lo hace ideal para los desplazamientos urbanos.

La tecnología ya está ahí, solo queda desarrollar las baterías que nos den una autonomía adecuada entre recargas a un coste razonable. El desarrollo reciente en la tecnología de las baterías de litio ha motivado que varios líderes de la industria del automóvil hayan apostado fuerte tanto por el vehículo eléctrico «puro» como por el híbrido enchufable a nivel global.

Fuentes: Twenergy / fenercom.com / flickr.com

Escribe un comentario