Desechos electrónicos, un negocio hecho de basura

Servicios Ecológicos es una empresa familiar creada bajo una visión innovadora para su época, el reciclaje de basura electrónica representa el core de su negocio.

Era finales de los años 90, cuando apenas empezaba a conocerse en Costa Rica el tema del reciclaje ordinario y era una novedad en la sociedad el poder reutilizar los desechos, clasificar y sacarle provecho a lo que antes generaba montones malolientes de basura a cielo abierto.

En ese momento era impensable creer incluso que los viejos ordenadores, obsoletos, olvidados y desterrados,  iban a convertirse en un recurso generador de nueva riqueza. En aquel entonces, cuando un aparato terminaba su vida útil, engrosaba las filas de desechos del vertedero y se convertía en un inquilino más de los muchos que había en el basurero. 

24 años después, el negocio hecho de basura se perfila como una forma efectiva de generar riqueza y encadenamientos. 

Es el caso de Servicios Ecológicos, una empresa familiar creada bajo una visión innovadora para su época, la basura representa el core de su negocio; el cuál arrancó con papel vidrio y plástico, pero ganó un valor añadido con el reciclaje del metal, cableado, cobre y tarjetas madre de los ordenadores. Es decir, con el reciclaje de residuos electrónicos.

Su trabajo es sencillo, ellos son el punto intermedio entre quienes acopian los residuos hasta quienes los reutilizarán. Su proceso consiste básicamente en obtener la parte valiosa de los residuos y separarla para enviarla a los grandes productores entre los que se encuentra  China y  Estados Unidos, entre otros muchos destinos.

Para ello se han aliado con grandes empresas industriales que operan en el país y que les ceden sus desechos electrónicos, más de 100 negocios de todo tipo estarían formando parte del proceso de Servicios Ecológicos, el cual lleva un grado de confianza y complejidad: las tarjetas madre podrían tener información de gran valor para quien las obtenga.

El negocio de la basura significó desafiar a las mentalidades de la época y convertirse en pioneros. Hoy por el contrario ya es reconocido y cuenta con la credibilidad de ser una actividad de responsabilidad social que, además de contribuir con la limpieza ambiental del país, es un nicho de negocios como tal.

¿Basura o materia prima? Quizás un poco de ambas, si bien los componentes electrónicos podrán haber perdido su vida útil, en la cadena productiva aún tienen mucho más que dar. ¿Ha pensado dónde pueden estar los componentes de su último ordenador? … Quizás creando una nueva.

¿Qué te ha parecido el artículo «Desechos electrónicos, un negocio hecho de basura»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética