El calendario de siembra es tan útil y necesario como cualquier otra herramienta que utilices para tu huerto urbano. Es fundamental saber cuál es el mejor momento para sembrar, trasplantar y recolectar tus verduras y hortalizas. No es lo mismo hacerlo en verano, cuando las temperaturas son altas y los días son más largos, que en invierno, cuando hay más lluvias, tenemos el riesgo de heladas y hay menos horas de luz.

En un calendario de siembra se reflejan por lo general tres campos: el periodo de siembra, el momento en el que sembramos una variedad de hortaliza en semilla o plantel; el plazo de trasplante, el periodo que discurre desde la siembra hasta su colocación en su recipiente definitivo; y la recolección, cuando recogemos el fruto de nuestra cosecha (y el momento más esperado para disfrutar de nuestras verduras ecológicas).

El calendario de siembra debemos consultarlo según el mes que queramos comenzar la siembra. Por ejemplo, septiembre es un mes importante en el que la recogida de la cosecha de verano debe combinarse con la planificación del huerto en invierno. Es un mes idóneo para sembrar acelgas, espinacas, puerros, lechugas o apio; para trasplantar coliflores y escarolas; para cosechar berenjenas, pimientos, tomates, zanahorias y pepinos; y recolectar judías y habichuelas. Debemos tener en cuenta que de cara al invierno, hay que elegir cultivos que necesiten menos horas de luz y sean más resistentes al frío.

Enero, por ejemplo, es otro mes clave para el huerto. La razón: es el punto de inicio del que dependerá la futura cosecha en primavera y verano. Es el momento perfecto para sembrar calabacines, tomates o berenjenas, entre otras hortalizas. Webs como ecoagricultor.com o planetahuerto.es nos dan todos las respuestas a nuestras dudas con sus calendarios de siembra.

Fuentes: ecoagricultor.com | planetahuerto.es

Author

Escribe un comentario