Los primeros huertos urbanos surgieron, por sorprendente que parezca, entre las pirámides de Egipto. Allí cultivaban muchos tipos de hortalizas y árboles frutales que además aprovechaban doblemente, ya que daban sombra.

Si volvemos a la actualidad, los huertos eran algo que teníamos completamente asociado al mundo rural. Sin embargo, muchas asociaciones y particulares se están animando a cultivar en terrazas, azoteas y espacios cedidos por el Ayuntamiento. Una manera de hacerle frente a la crisis, cultivando tus propios productos en casa.

Esta tendencia, además de suponer un importante ahorro en la economía doméstica, está ayudando a darle un respiro al medio ambiente. Ya que además de reducir las emisiones de C02 evita directamente la utilización de plásticos y carburantes necesarios para la distribución de las frutas y hortalizas. Por eso, los huertos urbanos se están poniendo de moda en España y también a nivel internacional. Así lo hemos comprobado en uno de los reportajes de Alicia Sornosa, que nos va enseñando las iniciativas ecológicas que encuentra en su recorrido por el mundo, como los huertos urbanos en Vancouver (Canadá).

Os recomendamos echarle un vistazo a esta interesante entrevista y animaros, por qué no, a cultivar vuestro propio huerto urbano en casa. No hace falta un gran jardín ni un montón de tiempo libre. Con que tengas un par de macetas, puedes empezar. ¡A cultivar!

 

Escribe un comentario