Los últimos datos que revela el informe “El declive de las abejas” son preocupantes ya que afirman que las poblaciones de abejas disminuyeron en Europa un 25% entre 1985 y 2005. También estima que el 46% de las 68 especies de abejorros europeos están en declive y 24% en peligro de extinción. 

¿Por qué resultan preocupantes estos datos? Porque las abejas son muy importantes para la polinización de las flores: una colmena es capaz de polinizar 250 millones de flores en un día. La polinización es muy necesaria para garantizar la biodiversidad y también la propia alimentación del ser humano. Además  es vital para la productividad de la gran mayoría de los cultivos (en Europa el 84% de 264 cultivos dependen de la polinización por insectos).

¿Cuáles son las causas de la extinción de las abejas? Están relacionadas con agricultura industrial y el uso de plaguicidas tóxicos. Las abejas están perdiendo su hábitat natural debido a la deforestación que se lleva a cabo para favorecer el crecimiento de las ciudades. El uso de pesticidas en los cultivos agrícolas, así como el de insecticidas sistémicos, provoca la intoxicación y posterior muerte de estos insectos.  También tienen una influencia muy negativa la polución y los efectos del cambio climático.
Entonces, ¿qué medidas se pueden tomar para proteger a las abejas? Para empezar, se deben proteger las colonias contra los pesticidas. Y esto sólo puede lograrse a través de labores de concienciación de la población por parte de los gobiernos. 

Además, la práctica de la apicultura ecológica es un gran recurso para proteger a las abejas. Como en otras muchas explotaciones industriales de animales, los métodos utilizados son un peligro para la biodiversidad y el equilibrio de los ecosistemas. Para llevar a cabo la apicultura ecológica hay que seleccionar de forma muy cuidadosa la raza de la abeja más apropiada para la zona dónde se va a instalar la colmena, además de que éstas deben alimentarse con su propia miel y polen. Por otro lado, para el tratamiento de enfermedades de la colmena deben utilizarse productos fitoterapéuticos. Por último está prohibida la recolección de miel en aquellos panales que tengan crías ni dañar algún ejemplar durante la extracción.

Fuentes: ConcienciaEco | Greenpeace | El Herbolario

Escribe un comentario